Las sorprendentes peticiones de Messi para renovar por el Barça en 2020

Leo-Messi-y-Bartomeu
Tremenda la información que ha publicado el diario El Mundo, que por lo visto ha tenido acceso a una serie de documentos qué explican cuáles eran las peticiones de Leo Messi para renovar por el Barça en 2020, cuando Josep Maria Bartomeu todavía era presidente de un club que se estaba derrumbando a nivel financiero.

Por lo visto, Jorge Messi, padre y representante de Leo, fue el encargado de enviar los correos electrónicos con las peticiones que conocieron de primera mano tanto los abogados de Bartomeu como el propio expresidente azulgrana.

Una renovación demasiado especial

La primera propuesta para la renovación del contrato del astro argentino llegó el 4 de mayo. La pandemia había hecho acto de presencia y todos los clubes estaban temblando sin saber la repercusión que podría llegar a tener. Sin embargo, en el club tenían muy claro que la renovación de Leo no se podría aplazar. Por ello, Bartomeu lanzó una primera propuesta en la que planteaba «pactar ya la renovación por un año más con un apartado que indique que cada una de las siguientes temporadas automáticamente quedará renovado si Leo no dice lo contrario antes del 30 de abril».

Jorge Messi respondió añadiendo una serie de peticiones un tanto extrañas si tenemos en cuenta los contratos que había firmado el argentino con anterioridad. Quería un palco privado para su familia y para la de Luis Suárez en el Camp Nou, además de un vuelo privado para toda su familia durante las vacaciones de Navidad. El Barça aceptó todas las peticiones con tal de retener a su estrella.

Messi-cabizbajo

Bartomeu no pasó por el aro

Entonces se concretó una rebaja del 30% del sueldo por la pandemia, una cantidad que se recuperaría en temporadas posteriores. Sin embargo, Bartomeu acabó rechazando una de las 11 condiciones de los Messi, que era la de tener una cláusula de rescisión simbólica de 10.000 euros que le permitía marcharse en cualquier momento. Además, tampoco aceptó pagar 10 millones de euros en concepto de prima por renovar.

Todo esto hizo volar por los aires cualquier acuerdo de renovación y fue entonces cuando llegó el famoso burofax de agosto, en el que Messi pedía salir libre del Barça. Finalmente continuó una temporada más, ya que Joan Laporta no fue capaz de retenerle a pesar de que se decía que estaba todo hecho.

¿No era suficiente, Leo?

De ser cierto todo lo comentado, está claro que Messi no hizo todo lo posible por ayudar al club de sus amores cuando peor lo estaba pasando por culpa de la pandemia. Es cierto que la culpa la tuvo Bartomeu por su pésima gestión, pero el argentino tampoco arrimó el hombro como de él cabría esperar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.