Lecciones de fair play en el Nuremberg – Werder Bremen

Nuremberg Werder Bremen
Este pasado fin de semana tuvimos la alegría de vivir un partido con mucha deportividad en la Bundesliga. Fue el que disputaron Nuremberg y Werder Bremen, que se saldó con la victoria de los visitantes por 0-2.

Lo más destacado de todo fue el ambiente de fair play que se respiraba en ambos bandos.

Primero fue el japonés del Nuremberg Hiroshi Kiyotake, quien reconoció haber sido el último en tocar el balón en una jugada en la que el árbitro señaló córner. Su inusual gesto fue premiado por el árbitro y por el austriaco Sebastian Prödl, implicado en la misma jugada. El central no dudó en chocarle la mano a su rival por el bonito detalle.

Lo más destacado, sin embargo, fue lo que sucedió en el área del Nuremberg en el minuto 75. Aaron Hunt se fue al suelo y el árbitro señaló penalti equivocadamente. El mediapunta alemán no tardó en levantarse para decirle que no había sido penalti. El colegiado rectificó y los futbolistas del Nuremberg agradecieron su honestidad tras el piscinazo.

¿Por qué no pasa lo mismo en todos los partidos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.