Los tres equipos que podrían ir a por Griezmann

Antoine Griezmann lamentandose
El Atlético de Madrid va a tener problemas para retener a Antoine Griezmann. El delantero francés lo está bordando en su primera temporada como rojiblanco y poco a poco se está convirtiendo en uno de los fijos para Didier Deschamps en la selección.

Se lo ha ganado a pulso y el Cholo Simeone no tiene dudas. Puede rotar con Mario Mandzukic y Fernando Torres, pero la titularidad del ex de la Real Sociedad es innegociable. Los 23 goles que ha marcado en los 46 partidos que se han jugado hasta la fecha le avalan. No hay que olvidar que ahora mismo es el tercer máxima goleador de la Liga, solo superado por dos fenómenos llamados Leo Messi y Cristiano Ronaldo.

Joven y sobradamente preparado

Por eso, y porque todavía tiene 24 años, es normal que los grandes clubes de Europa pregunten por su situación contractual. Lo que no saben es que el Atlético está reforzando su proyecto y no va a negociar tantas salidas como la temporada pasada, cuando hombres tan importantes como Diego Costa y Filipe Luis abandonaron el barco.

Chelsea

Lo hicieron para irse al Chelsea, que es uno de los equipos que andan tras él. José Mourinho está convencido de su potencial y no tardaría en hacerle un hueco en la zona de mediapuntas junto a Eden Hazard y Oscar.

Antoine Griezmann y Raphael Varane

Bayern

El Bayern de Múnich también anda tras sus pasos. Los alemanes saben que Franck Ribéry y Arjen Robben tienen fecha de caducidad. Tienen 32 y 31 años respectivamente, así que ya va siendo hora de buscar futbolistas que puedan jugar pegados a la banda. Los Mario Götze, Thomas Müller, Thiago Alcántara y compañía son más de moverse por el centro.

United

Por último, del que se está hablando mucho es del Manchester United, que este verano volverá a rascarse el bolsillo para satisfacer los deseos de Louis van Gaal. La cláusula de rescisión de Griezmann es de 30 millones de euros, así que no es una locura plantearse su fichaje.

Negociaciones a la vista

Enrique Cerezo y su cuadrilla tratarán de reunirse con él y con su representante para ofrecerle una renovación que mejore los emolumentos que percibe. Eso y la cláusula de rescisión, que podría dispararse hasta los 60 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.