Lukaku y Harry Kane suenan para reforzar al United

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Lukaku y Harry Kane
Tras el varapalo que se llevaron en Wolfsburgo quedándose fuera de la Champions League, los jugadores del Manchester United quieren levantarse para pelear por lo que queda. Son cuartos en la Premier League y están a tres puntos del líder, el sorprendente Leicester City, así que tienen derecho a soñar con un título que ganaron por última vez coincidiendo con la retirada de Sir Alex Ferguson.

La competición doméstica no es la única que les motiva. Ahora también piensan en la Europa League, un premio menor al que están obligados a aferrarse para dar una alegría a sus aficionados.

Faltan recursos en ataque

Por eso mismo quieren reforzarse durante el mercado de invierno. Consideran que la parcela ofensiva no está del todo bien cubierta con Anthony Martial como único delantero centro de garantías. Louis van Gaal también tiene a Wayne Rooney y a Memphis Depay, pero ninguno de los dos está ocupando la posición de ‘9’ hasta la fecha. De hecho, con 20 goles en 15 partidos, no se puede decir que el United sea un equipo con mucho gol.

Dos jóvenes con veteranía

En la libreta de futuribles del secretario técnico del club hay un par de nombres apuntados en mayúsculas: Romelu Lukaku y Harry Kane. El primero puede presumir de ser el segundo máximo goleador de la Premier, solo superado por el sorprendente Jamie Vardy. Acumula 11 goles y nadie duda de su talento. El segundo no lleva tantos goles esta temporada, pero ha demostrado ser un jugador muy fiable tanto con la camiseta del Tottenham como defendiendo la elástica de la selección inglesa.

Van Gaal pensativo

No están a la venta

El problema es el de siempre. Ninguno de los dos equipos está dispuesto a desprenderse de sus goleadores. El Everton pagó 35 millones de euros por Lukaku en julio de 2014, así que no pedirá menos de 50 kilos por él teniendo en cuenta que el United no tiene problemas económicos. El Tottenham, por su parte, no querrá escuchar ni una sola oferta por su activo más valioso y solo le traspasará por expreso deseo del jugador. El problema es que solo tiene 22 años y no tiene prisa por marcharse, lo mismo que sucede con Lukaku, que tiene la misma edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *