Madrid y Atlético disputarán la final de la Champions League

Diego Costa Ramos
¡Menuda final! Real Madrid y Atlético de Madrid se verán las caras en Lisboa el próximo 24 de mayo. Ambos llegan convencidos de que pueden ganar la Champions League, uno por plantilla y el otro por carácter y ambición. A priori lo más fácil es pensar que los de Carlo Ancelotti son favoritos, pero no hay que olvidar la gran campaña que están haciendo los del Cholo Simeone.

El Atlético está a punto de ganar la Liga y es un especialista en finales. Ya le amargó la Copa del Rey a los blancos la temporada pasada, cuando dieron la campanada y se llevaron el título en el Santiago Bernabéu. Fue una despedida triste para José Mourinho que muchos no han podido borrar del baúl de los recuerdos.

¿Quién controlará el partido?

Lo más lógico es que la posesión sea del Madrid, pero no tengo tan claro que vaya a ser así. A los dos les gusta jugar a la contra, bien metidos atrás y esperando un error del rival para hacer daño. Por eso es complicado saber qué pasará en la capital portuguesa dentro de menos de un mes. Lo que está claro es que será un partido a cara de perro que premiará al que sea más intenso y certero durante los 90 minutos.

Simeone Ancelotti

Xabi Alonso, el gran ausente

Los rojiblancos llegarán con todos sus efectivos. Ningún futbolista apercibido vio la tarjeta amarilla en Stamford Bridge, así que Simeone podrá alinear a su once de gala. No puede decir lo mismo Ancelotti, que lamentó la cartulina que vio Xabi Alonso en el Allianz Arena. El tolosarra, la extensión del italiano en el campo, tendrá que ver el partido desde la grada. En su lugar podría entrar Asier Illarramendi, y hasta se contempla la opción Casemiro como muro de contención. Sin embargo, no hay que olvidar un posible cambio de dibujo que le dé la opción a Isco. Yo apostaría por esto último, pero no sé si se atreverá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.