Mandanda regala un gol ridículo


El Olympique de Marsella perdió este pasado fin de semana su primer partido de la temporada. Lo hizo tras caer por 4-1 ante el Valenciennes, aunque mantiene el liderato con tres puntos de ventaja sobre el PSG. Hasta la fecha lo había ganado todo, había hecho un pleno de 6 partidos consecutivos contados por victoria.

Parte de la culpa de la derrota la tuvo Steve Mandanda. El portero francés de origen africano le regaló el tercer gol a Foued Kadir, quien con un disparo raso amplió la ventaja. ¿Demasiado pegamento en los guantes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.