Messi continúa imputado junto a su padre

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Leo Messi entrando al juzgado
Como seguramente ya sabrás, Leo Messi defraudó a Hacienda y devolvió 53 millones de euros, que es lo que debía. Con eso para algunos ya es suficiente, pero no para la mayoría de los mortales. No puede ser que alguien vaya a la cárcel por robar una pata de jamón y otro que ha dejado de pagar tantísimo dinero en impuestos se vaya de rositas cuando paga lo que le reclaman. Si fuera siempre así, todo el mundo defraudaría porque no tendría nada que perder. Si robas y no te pillan has triunfado, y si robas y te pillan lo devuelves y ya está. ¿Eso es justo?

¿Merece ser considerado como un ídolo alguien que defrauda tanto dinero a Hacienda?

El ídolo de tantas y tantas personas dice que no tiene nada que ver en todo esto. Seguramente también dirá que su padre y representante, Jorge Messi, tampoco sabía nada. La culpa se la echarán a uno de esos asesores que tienen y se quedarán tan anchos, pero es evidente que alguien que defrauda tanto dinero sabe lo que está haciendo. ¿Y eso es bueno? Pues desde luego que no. Si hay menos recaudación, hay menos hospitales, menos colegios, menos ayudas para los discapacitados, etc. Pero claro, como Messi marca tantos goles y es tan bueno, hay que corear su nombre aunque sea del club de los que evaden impuestos.

Messi en Gava
De momento el juez de Gavà ha decidido mantener su imputación en este caso. Solo faltan 10 días para que la fiscalía y el abogado del Estado soliciten la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa, así que no sería extraño verle sentado en el banquillo de los acusados. Él no es de pisar banquillos, pero si la justicia es igual para todos tendrá que volver a pisarlo para responder a las preguntas que le formulen. Otra cosa es que luego tenga una pérdida de memoria como la infanta Cristina.

El juez ha rechazado la pretensión de la Fiscalía de archivar la causa porque ve indicios suficientes para considerar que el argentino era conocedor de la creación y el mantenimiento de una estructura societaria ficticia que le permitía eludir el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *