Messi dedicó su primer gol a Osasuna a un niño con las piernas amputadas


Leo Messi sigue haciendo justo lo contrario que Cristiano Ronaldo. Sigue ampliando su nómina de fans gracias a acciones que le hacen enorme como persona. El delantero argentino del Barça dedicó su primer gol ante Osasuna a un niño de 10 años que tiene las dos piernas amputadas por culpa del síndrome de Laurin-Sandrow. Lo hizo precisamente tocándose las piernas, lo que le había dicho su amigo un día antes. La promesa se cumplió y Soufian, que así es como se llama el niño que por desgracia tiene que llevar dos prótesis, hoy es un poco más feliz.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.