Messi resuelve un intenso partido entre Barça y Villarreal


Ayer pudimos disfrutar de lo lindo en el Camp Nou. El Barcelona y el Villarreal, dos de los equipos que mejor fútbol están practicando esta temporada, se veían las caras en un duelo a cara de perro. Los castellonenses son los únicos que están aguantando el ritmo de los dos grandes de España, pero ayer sucumbieron por 3-1 y ya se descuelgan un poco de la lucha por el título. Eso sí, dieron una gran imagen y con lo que queda de Liga no deberíamos olvidarnos de ellos.

Intensidad es la palabra que mejor define lo que se pudo ver sobre el terreno del Camp Nou. Los azulgrana salieron a presionar muchísimo y lograron robar el balón con mucha facilidad en los primeros 45 minutos. El Villarreal, que lo intentaba, era incapaz de pasar de medio campo. Además, a eso había que sumarle el sexto gol de David Villa en Liga. El asturiano recibió un gran pase de Andrés Iniesta y se fue con un toque sutil de Carlos Marchena. Luego sólo tuvo que definir ante la salida de Diego López. Era el minuto 22.

Tres minutos más tarde le anularon un gol legal a Pedro. Leo Messi recibió un fantástico pase de Xavi Hernández y le dio el balón en bandeja al canario para que marcara el segundo. Sin embargo, la jugada estaba anulada por un fuera de juego que nunca existió. El Camp Nou no se lo podía creer y Pep Guardiola protestaba amargamente desde la banda.

Así las cosas, un minuto después Nilmar marcó un golazo dejando roto a Carles Puyol, algo poco habitual de ver. Se fue con mucha velocidad y cruzó el balón con la pierna izquierda ante un Víctor Valdés que pudo hacer algo más para evitar el tanto. Así se llegó al descanso.

Ya en la segunda mitad, el Villarreal empezó a tocar y a tocar y se llegó a pensar que podría llegar el 1-2. Sin embargo, apareció como siempre Messi y marcó el 2-1. Trenzó una jugada de genio con Pedro y acabó picando el balón suavemente con su pierna derecha. Volvió a demostrar que es el mejor del mundo.

Cuando el partido agonizaba y los visitantes trataban de empatar a la desesperada, una jugada extraña propició el 3-1 definitivo. Pedro disparó con poca fe dentro del área y el balón rebotó en las piernas de Joan Capdevila. Dio la casualidad de que por allí pasaba Messi y más listo que nadie cruzó el balón para completar un doblete histórico, pues ha batido su récord marcando en los siete últimos partidos de forma consecutiva.

Ahora el Barça es líder con 28 puntos, aunque el Madrid puede recuperar la primera posición si vence esta tarde en El Molinón. El Villarreal, por su parte, se mantiene tercero con 23 puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.