¿Mourinho quiere a Sergio Ramos?

Sergio Ramos y Lewandowski
Tengo mis dudas. Mis más que serias dudas. ¿No quedamos en que José Mourinho y Sergio Ramos se llevaban mal? Aunque su partido de semifinales de la Champions League ante el Borussia Dortmund fue memorable y le sirvió para ganarse el respeto del técnico portugués, a nadie se le escapa que ambos mantuvieron una tensa relación durante los tres años que compartieron bajo el techo del Santiago Bernabéu.

Por eso ahora no entiendo los rumores que apuntan a una hipotética salida de Ramos para jugar en el Chelsea.

Renovación atascada

Su contrato expira el próximo 30 de junio de 2017 y Florentino Pérez ya se ha sentado a negociar con su representante, con el que por cierto no ha sido capaz de llegar a un acuerdo por temas económicos. El central de Camas ha dicho que el dinero nunca le ha movido, pero es evidente que se planteará la posibilidad de abandonar el Real Madrid si la propuesta del club no le satisface.

El que fuera director deportivo de la entidad blanca, Arrigo Sacchi, ha sido el que ha puesto en boca de todos este tema con unas declaraciones cuanto menos ruidosas. Dijo que no tenía muy claro si iba a continuar, e inmediatamente después Ramos quiso enviar un mensaje tranquilizador a la afición:

No me mueve el dinero y nunca lo ha hecho. La renovación depende de mi felicidad y del presidente y no creo que haya problema. Es lo que menos me preocupa, para eso está mi agente. Tengo dos años de contrato y mi intención es seguir en el Madrid, que me lo ha dado casi todo.

Ramos y Mou

El Chelsea irá a por todas

A todo esto no se puede negar el interés del Chelsea. John Terry no tardará mucho en colgar las botas y por el momento no hay un sustituto de garantías. Vendieron a David Luiz el pasado verano y en estos momentos Mourinho no hace otra cosa que pedirle centrales a Roman Abramovich. El magnate ruso tendrá un buen puñado de millones para invertir en el andaluz, pero teniendo en cuenta que el próximo 30 de marzo cumplirá 29 años no creo que esté dispuesto a pagar una burrada. No tendría sentido.

¿Se repetirá el emotivo abrazo que se dieron de cara a la galería poco antes de que Mourinho abandonara el club?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *