Neymar está cada vez más fino


Es una muy mala noticia para quienes están deseando verle fracasar. Neymar llegó al Barça y fue operado de amígdalas antes de empezar a jugar. Perdió algunos kilos, tuvo anemia y le costó entrar en el once inicial del Tata Martino. Fue entonces cuando se escucharon las primeras críticas hacia el brasileño, que como no podía ser de otra forma llegaron desde Madrid.

Con el paso de las semanas ha ido creciendo a pasos agigantados. Se ha integrado en el equipo y se ha convertido en un asistente de lujo con cuatro asistencias. Además, ya sabe lo que es marcar en la Supercopa de España y en la Liga. Se le podría pedir mucho más en cuanto a números, pero hay que tener en cuenta que la adaptación no es fácil y todavía es muy joven.

Una amenaza constante para el adversario

Lo que nadie puede dudar es que cada vez que coge el balón la defensa rival tiembla. Su capacidad de desborde hace que encontrárselo de cara y en carrera sea una pesadilla. En el Camp Nou están disfrutando de todo aquello que hacía en el Santos y ya pocos mantienen eso de que se pagó demasiado por él.

Neymar está preparado para triunfar en el Barça. Tiene las cualidades necesarias y un equipo que juega como los ángeles. Todavía no es el jefe porque a Leo Messi le queda cuerda para rato, pero seguro que cada vez será más importante en este Barça que lleva números de récord.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.