Neymar se queja… ¿con razón?

Neymar
Neymar está en un momento de forma excepcional. Ya ha jugado más minutos en Liga que la temporada pasada y acumula el doble de goles. Se ha asentado por completo en la plantilla y se ha adaptado a una competición que poco o nada tiene que ver con la brasileña.

Entre Liga, Copa y Champions acumula 38 partidos en los que ha logrado 29 goles, números de genio que le convierten en uno de los imprescindibles de Luis Enrique. Imprescindible a la hora de saltar al terreno de juego como titular en partidos importantes, pero cuando toca hacer cambios suele estar en el punto de mira del técnico asturiano.

La comparación con Messi y Luis Suárez

Imagino que es mucho más fácil cambiarle a él que a Leo Messi o Luis Suárez. Por eso ya le ha sustituido nueve veces en Liga, dos en Copa y tres en Champions. Y eso por no decir que en la Champions ha empezado una vez en el banquillo y en Liga lo ha hecho seis veces.

Messi solo se ha sentado una vez en el banquillo de inicio entre las tres competiciones. Fue ante la Real Sociedad y el Barça perdió por 1-0. Además, solo ha sido sustituido una vez en Champions. Fue ante el Ajax y se armó tal revuelo que Lucho ya no le ha vuelto a sustituir.

Neymar y Messi
Suárez nunca ha empezado en el banquillo en Champions y en Copa, pero sí lo ha hecho tres veces en Liga. Además, ha sido sustituido nueve veces en Liga y una en Champions. Eso significa que le va mejor que a Neymar en ese aspecto.

Cabreo monumental

El pasado fin de semana sus quejas fueron muy explícitas. Se fue del verde del Sánchez Pizjuán con un cabreo enorme porque se lo estaba pasando bien. Era de los mejores del Barça con diferencia, así que no tenía mucho sentido sustituirle, sobre todo teniendo en cuenta que el partido continuaba abierto. Apostó por Xavi para hacerse con el control del balón y las cosas no fueron bien.

Se equivoca en las formas

Lo que no está bien es que se queje de esa forma abiertamente. Lo que tiene que hacer es hablar con Luis Enrique, ya que esas protestas lo único que generan es mal rollo entre el jugador y el entrenador. Las cámaras lo captan todo y la prensa no tarda en armar la mundial para sacarle jugo a lo que puede ser una noticia interesante. Por eso creo que en ese sentido alguien debería asesorarle. Es joven y es de los que no se muerden la lengua. Lo sabemos desde que empezó a destacar en el Santos.

Yo creo que se queja con razón, pero se equivoca en las formas. Neymar no debería ser siempre el primer cambio, y menos cuando está especialmente entonado. Pero claro, de ahí a decir “a tomar por culo” nada más ser sustituido… Acaba perdiendo los papeles y la razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.