Özil brilla en la victoria del Arsenal sobre el Nápoles


Es como para no dejar de darse cabezazos contra la pared. En las oficinas del Santiago Bernabéu más de uno se estará arrepintiendo de la venta de Mesut Özil al Arsenal. Pagar 90 millones de euros (o 100) por Gareth Bale y llevarse 45 por Mesut Özil no creo que sea un gran negocio, sobre todo después de ver lo bien que le va al alemán y lo regular tirando a mal que le va al galés.

Los londinenses están que se salen tanto en la Premier como en la Champions League. Les ha tocado uno de los grupos más complicados de la competición, por no decir el más complicado. Sin embargo, de momento han solventado los dos primeros partidos con victoria. La última se produjo ayer en el Emirates Stadium ante otro equipo que está en forma, el spanish Nápoles de Rafa Benítez. Los de Arsène Wenger se impusieron por 2-0.

Gol y asistencia


El centrocampista alemán sacó la varita mágica para marcar el primer gol del encuentro. Olivier Giroud controló con el pecho en la banda, se la puso al espacio a Aaron Ramsey y éste la tocó atrás para la llegada de Özil, que como veréis finaliza la jugada con una clase espectacular, ya que no es nada fácil ponerla donde la pone al primer toque teniendo en cuenta que el pase iba con potencia.

El festival continuó pocos minutos después. Giroud recuperó un balón y se lo dejó a Özil para que hiciera de las suyas. Se lo llevó hasta la línea de fondo y se lo devolvió en el momento preciso utilizando el exterior de su bota izquierda. El delantero francés solo tuvo que empujarla para batir a Reina.

Lewandowski levanta al Dortmund

En el otro partido del grupo F el Borussia Dortmund derrotó al Olympique de Marsella por 3-0. Robert Lewandowski hizo un doblete (uno de ellos de penalti) y Marco Reus también se sumó a la fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.