Özil salva al Madrid ante el Borussia Dortmund


El Real Madrid no pudo ganar al Borussia Dortmund en el Santiago Bernabéu. Los alemanes jugaron un partido muy serio y se lo impidieron. Es más, estuvieron a punto de llevarse los tres puntos.

José Mourinho apostó por un centro del campo formado por Xabi Alonso y Luka Modric. Quería tener el balón y que las ocasiones de gol fueran una constante. Sin embargo, lejos de conseguirlo, no fueron capaces de inquietar demasiado a Weidenfeller y lo acabaron pagando con dos goles en contra en la primera mitad.

El primero llegó en el minuto 28. La defensa del Borussia envió un balón largo buscando a Robert Lewandowski, un especialista en el juego aéreo que supo peinar a la perfección para habilitar a Reus. El centrocampista alemán le ganó la espalda a Álvaro Arbeloa como quiso y batió a Iker Casillas sin demasiada dificultad.

El Madrid no se vino abajo y Pepe puso la igualada cinco minutos más tarde. Aprovechó un centro de Mesut Özil para rematar de cabeza con contundencia. La afición del Bernabéu respiraba aliviada.

Cuando más felices se las prometía el Madrid llegó el segundo de los visitantes. Fue al filo del descanso y otra vez con Arbeloa como protagonista negativo. El ex del Liverpool introdujo el balón en su propia portería al intentar evitar un remate de Mario Götze. Fue un jarro de agua fría con el que se llegó a la media parte.

Cambios en la segunda mitad

Mourinho hizo dos cambios de cara a la segunda parte. Uno fue por obligación, ya que Gonzalo Higuaín se lesionó y en su lugar entró José Callejón. El otro fue por puro placer, ya que no le gustó nada el partido de Modric y prefirió apostar por Michael Essien. Extraño este cambio si tenemos en cuenta que el Madrid necesitaba atacar, no defender.

Özil debería lanzar más faltas

Las cosas no le salieron mal al técnico portugués porque crearon muchas ocasiones de gol. Sin embargo, siempre se toparon contra un muro. Todo hasta que apareció Özil, que sorprendentemente pudo lanzar una falta. El alemán superó la barrera por poco enviando el balón al poste antes de entrar. Weidenfeller se confió demasiado y se la tragó.

Ahora mismo el Borussia Dortmund lidera el grupo con 8 puntos, uno más que el Madrid. Tercero es el Ajax con 4 puntos porque empató 2-2 en campo del Manchester City, que por increíble que parezca tiene un pie y medio fuera de esta Champions al haber sumado solo 2 puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.