Pagar más de 100 millones de euros por Dembélé es una locura

Dembele-Dortmund
Por ahora digo locura, no digo error. Puede que algún día se justifique el pago de dicha cantidad por Ousmane Dembélé, pero me temo que en estos momentos ningún club debería pagar tanto por el joven extremo francés.

El Barça tiene prisa por cerrar su traspaso y el Borussia Dortmund está dispuesto a esperar hasta el 31 de agosto para sacar la máxima tajada posible. Los alemanes piden 100 millones de euros fijos más 30 variables, por lo que podría convertirse en el fichaje más caro de la historia del Barça.

Las prisas no son buenas

Josep Maria Bartomeu, amante del regateo, no tiene mucho margen de maniobra. Si esta noche pierden la Supercopa de España ante el Real Madrid el club estará una situación muy delicada, con jugadores y aficionados pidiendo fichajes para suplir la baja de Neymar cuanto antes.

Me consta que en las oficinas del Camp Nou trabajan a destajo y lo hacen sabiendo que no tienen poder de negociación. Han ingresado mucho dinero por el brasileño y el Borussia Dortmund no quiere hablar de rebajas, lo mismo que podríamos decir del Liverpool, que sigue tensando la cuerda en las negociaciones por Philippe Coutinho.

Dembele-sonrisa

¿Se repetirá lo del verano de 2000?

El caso es que el Barça podría cometer un error histórico similar al que cometió en el verano de 2000, cuando Florentino Pérez se dio a conocer fichando a Luis Figo por 10.000 millones de pesetas (60 millones de euros). La mayoría de ese dinero lo inviertieron en Marc Overmars, Emmanuel Petit, Alfonso Pérez y Gerard López, cuatro futbolistas que nunca llegaron a rendir como se esperaba.

Con Paulinho, Dembélé y Coutinho podría pasar algo parecido. Por los tres pueden acabar pagando más de 250 millones de euros, y no tengo claro que algún día podamos decir que fue una buena inversión.

Más importante en la Champions que en la Bundesliga

Dembélé triunfó en Francia y eso le ha permitido jugar la Bundesliga, que por nivel no es ni mucho menos como LaLiga o la Premier League. A las órdenes de Thomas Tuchel fue titular en 22 partidos y suplente en 11, así que no se puede decir que era titular indiscutible en el campeonato doméstico, si bien es cierto que en la Champions League tuvo mucho protagonismo (770 minutos en 10 partidos). En la Bundesliga marcó 6 goles y en la máxima competición continental hizo 2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.