Pelea entre un linier y un aficionado en Trinidad y Tobago


Desde Trinidad y Tobago nos llegan imágenes bastante desagradables. Arbitrar allí es tanto o más difícil que arbitrar aquí, ya que en cualquier momento un aficionado puede saltar al campo para agredirte.

Eso fue precisamente lo que pasó en un partido que disputaron el San Fernando y el Shiva Boys. El espontáneo se puso a la altura de uno de los liniers, que no se lo pensó dos veces y empezó a repartir estopa para no llevarse la peor parte. Utilizó el banderín y todas las técnicas habidas y por haber hasta que finalmente el aficionado fue reducido por la policía.

El linier, poco satisfecho con los guantazos que le había dado, volvió una vez más para seguir golpeándole. Por suerte le detuvieron y no se produjeron más agresiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.