Piscinazo involuntario de Yorleys Mena

Monarcas Morelia
Los contraataques son sinónimo de velocidad. Por lo menos los contraataques que llegan a buen puerto, como por ejemplo los que tienen como protagonistas a dos tipos tan rápidos como Gareth Bale y Cristiano Ronaldo.

Lo malo de ese tipo de contraataques es que no hay tiempo para pensar. Ni siquiera para levantar la cabeza y tomar una decisión premeditada. Todo hay que hacerlo como por impulsos y hay que dejarse llevar por la intuición. Por eso lo más normal es que no finalicen en gol, aunque tampoco debería lesionarse nadie en el intento.

Una jugada para olvidar

A Yorleys Mena, futbolista del Monarcas Morelia de la liga mexicana, un poco más y se le rompe el tobillo de su pierna derecha al intentar llevarse el balón con la mayor velocidad y precisión posible. Dos jugadores del Club León se acercaron hasta su posición para robarle la cartera, pero justo cuando estaban a poco más de un metro se llevaron una sorpresa que produjo más de una carcajada en las gradas.

Mena se desplomó como si le hubieran pegado un tiro. Se marcó un piscinazo sin tocar el balón. Pisó mal con su pie derecho y éste se torció de forma escalofriante. Acabó saltando por los aires y cayendo sobre el esférico, y sus rivales alucinaron tanto con el nuevo regate que acababa de inventarse que ni siquiera fueron capaces de robárselo a las primeras de cambio. Lo puedes comprobar tú mismo en el vídeo que se muestra a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.