Ribéry sufre Cristianitis: “Antes era muy bueno, ahora soy el mejor”


Cristianitis es una especie de enfermedad que hace que de golpe y porrazo te creas el mejor del mundo. La primera persona que la sufrió fue Cristiano Ronaldo, y de hecho todavía no se ha recuperado del todo. Para ello es necesario ser constante a la hora de inyectarse dosis de humildad, esas que Andrés Iniesta podría donar día sí y día también si existiera un banco de humildad.

Batalla psicológica por el Balón de Oro

A Franck Ribéry le está empezando a afectar y no sabemos cómo puede acabar. Cada vez falta menos para saber el nombre del ganador del Balón de Oro 2013 y tanto Ribéry como Cristiano están en todas las quinielas. El francés lo ha ganado todo a nivel colectivo, mientras que el portugués ha vuelto a firmar un año de ensueño sin que Leo Messi haya podido estar al mismo nivel.

Es por eso que Ribéry no duda en hacer campaña siempre que tiene la oportunidad. Tiene claro que este año no será Messi el vencedor y sabe que está ante una oportunidad histórica para ganarlo, tal vez la última de su carrera deportiva. Por eso, en unas declaraciones que ha recogido L’Équipe, el futbolista del Bayern de Múnich se ha mostrado convencido de sus posibilidades:

Está lo que he hecho en el terreno de juego, lo que he hecho para volver a mi mejor nivel, mi profesionalidad diaria y los trofeos que he ganado.


Confía tanto en ganarlo que hasta su mujer ha hecho hueco en casa para guardar el Balón de Oro:

Debajo de la chimenea, en el salón. Mi esposa lo ha preparado todo. Yo intento no pensar en ello, pero ella cree mucho. En el Bayern todos consideran que debo ganarlo.

Pero lo peor de todo no es eso, sino la frase con la que termina la entrevista. Un derroche de soberbia sin precedentes que le podría costar caro si no solo se valoraran los méritos futbolísticos:

Antes era muy bueno. Ahora soy el mejor.

¿Se lo llevará?

¿Le veis ganando el Balón de Oro o tendrá que esperar una temporada más? A mí me parece un gran jugador y tal vez lo merezca, pero es que Cristiano y Messi son dos extraterrestres, siendo el argentino de una galaxia todavía más lejana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.