El sueldo que hizo de Piqué el central mejor pagado del mundo

renovacion-Gerard-Pique-2022
El diario El Mundo sigue dando de qué hablar mientras el Barça ya está moviendo ficha para emprender acciones legales después de que se desvelara información confidencial sobre la no renovación de Leo Messi en 2020.

En esta ocasión todo gira en torno a Gerard Piqué, quien tuvo la suerte de convertirse en el central mejor pagado del mundo cuando renovó en 2018. A Josep Maria Bartomeu no le importó demasiado que tuviera 31 años y le permitió firmar un contrato desproporcionado por cinco temporadas, como si con 36 años todavía pudiera rendir como con 31.

Por encima de Sergio Ramos

Al central catalán se le antojó convertirse en el central mejor pagado del mundo, algo que implicaba superar los 12,5 millones de euros que se embolsaba Sergio Ramos por aquel entonces. Por ello, llegó a un acuerdo para renovar a razón de 12 millones de euros netos por temporada que podían llegar a ser 15 si se cumplían una serie de objetivos. Firmó con los ojos cerrados a sabiendas de que como mínimo el Barça tendría que abonar 142 millones de euros brutos por esos cinco años.

La enésima mala decisión de Bartomeu

Desgraciadamente llegó la pandemia, que sumada a las malas decisiones tomadas por Bartomeu dejó al club al borde de la quiebra. Y claro, más de uno se llevó las manos a la cabeza cuando vio lo que todavía le quedaba por cobrar a un Piqué que en 2020 aceptó diferir su sueldo como también lo hicieron Ter Stegen, De Jong y Lenglet. Eso se tradujo en un cambio en el reparto de los millones que debía cobrar por contrato, pasando a ser de 18 millones brutos en la temporada 2020/21, 27,7 millones en la 2021/22, 29,50 millones en la 2022/23 y 40,80 en la 2023/24.

Gerard-Pique-y-Bartomeu-en-el-Camp-Nou
Lo que no sabemos es si finalmente se bajó el sueldo tras negociar con un Joan Laporta que le pidió ayuda desesperadamente para poder reconstruir un Barça en ruinas. Se rumorea que sí, pero no está claro si es una rebaja de sueldo en toda regla o se trata de otra operación basada en diferir el sueldo para dar margen de maniobra al club.

Más madera sobre Piqué

También se ha dado a conocer un informe interno en el que se asegura que Piqué trata de involucrar al Barça en sus negocios personales para beneficiarse de ello. Los servicios jurídicos lamentaron que «antepusiera sus intereses a los del club», «faltara al respeto» y creara un «conflicto de intereses» que pudo terminar en una multa del 25% del sueldo de un mes (algo más de 300.000 euros). Finalmente la sanción no prosperó porque los jugadores mandaban más que el presidente y su junta directiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.