Victoria por la mínima de la Juventus ante el Dortmund

Juventus Borussia Dortmund
Tenía muchas dudas sobre lo que podía pasar en el partido que anoche disputaron la Juventus y el Borussia Dortmund en el Juventus Stadium. Era la repetición de la final de la Champions League de la temporada 1996-97.

Como favoritos partían los italianos por jugar en casa y porque son líderes de la Serie A con mucha ventaja respecto a sus perseguidores. Sin embargo, por ahora no acaban de dar la talla en competición europea, todo lo contrario que un Dortmund que no hace demasiado llegó a rozar la gloria ante el Bayern de Múnich en Wembley.

Las dudas no solo las tenía por lo que la Juve era capaz de hacer. Los principales interrogantes los planteaba el equipo de Jürgen Klopp, que se presentaba a la cita tras tres victorias consecutivas en la Bundesliga, pero sin olvidar que hace poco estaban en puestos de descenso.

Tévez abrió la lata

Todos los goles llegaron en la primera parte. Carlos Tévez fue el más listo en el que abrió el marcador en el minuto 13. El habilidoso delantero argentino aprovechó un mal despeje de Roman Weidenfeller para rematar a placer. Estuvo más vivo que los defensas del conjunto alemán.

Reus no desaprovechó un regalo de Chiellini

Marco Reus y Ciro Immobile
A pesar de los pesares, llegó la reacción de los visitantes. Y cómo no, fue gracias a la fe y la calidad de Marco Reus, que ya marcó la semana pasada aprovechando el error de un defensa del Stuttgart. En esta ocasión no fue un joven de 18 años el que se equivocó, sino que fue todo un veterano como Giorgio Chiellini quien se escurrió cuando no debía perdiendo el balón en una posición muy peligroso. Reus, ante Giangluigi Buffon, no se puso nervioso y definió con la calidad que le caracteriza.

Morata marcó un gol que puede ser decisivo

Los minutos pasaban y la Juve acumulaba ocasiones, pero no fue hasta el minuto 43 cuando fue capaz de ponerse por delante otra vez. Fue Álvaro Morata, titular en detrimento de Fernando Llorente, quien alojó el balón al fondo de las mallas rematando un centro de Paul Pogba que le llegó desde la banda izquierda.

Álvaro Morata rematando a gol
Ambos equipos pudieron marcar más goles, pero el electrónico no se movió. La Juventus tendrá que defender con uñas y dientes una renta que podría ser suficiente, aunque el Signal Iduna Park es uno de los campos más complicados de Europa. Y si no que se lo pregunten a los jugadores del Real Madrid, especialmente a Asier Illarramendi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.