Guardiola se llevó el primer derbi de Mánchester

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Manchester United v Manchester City - Premier League
El Manchester City ya lidera la Premier League en solitario. Es el único equipo que ha ganado los cuatro partidos que ha disputado hasta la fecha. El pasado fin de semana se impusieron al Manchester United en un partido que generó muchas expectativas y no defraudó. Era el primer duelo entre Pep Guardiola y José Mourinho en tierras inglesas.

Abrazo reconciliador

Ambos técnicos zanjaron la polémica que algunos querían avivar con un abrazo previo al inicio del encuentro. El buen rollo entre ambos evidenció que las batallas dialécticas del pasado están enterradas.

El City golpeó primero

Sobre el césped, hubo dos partes bien diferenciadas. En la primera el City dominó y creó las mejores ocasiones de gol, lo que le valió para irse al descanso con ventaja. En la segunda, sin embargo, los locales se volcaron sobre la portería de Claudio Bravo buscando un empate que jamás encontraron. El resultado final fue de 1-2.

mourinho-y-guardiola
Los ‘citizens’ no echaron de menos al ‘Kun’ Agüero, que fue baja por lesión. No le echaron de menos porque Kevin De Bruyne y Kelechi Iheanacho se encargaron de marcar los goles. El belga hizo el primero en el minuto 15 después de que el nigeriano peinara un balón largo de Kolarov sin oposición. Su definición ante David de Gea, al que engañó por completo, fue sencillamente exquisita.

El ex del Wolfsburgo estuvo a punto de repetir minutos más tarde. Corría el minuto 35 cuando se hizo con un balón dentro del área que trató de introducir en la meta rival con un sutil disparo con la pierna izquierda. El esférico se estrelló contra el poste e Ihenacho lo envió al fondo de las mallas libre de marca y a poco más de dos metros de la portería. El africano pensó que estaba en posición de fuera de juego, pero lo cierto es que su gol fue totalmente válido.

guardiola-y-jugadores-city

Reacción incompleta

Antes del descanso los diablos rojos recortaron distancias por mediación de su goleador, Zlatan Ibrahimovic. El gigante sueco aprovechó un desliz de Bravo, que debutó como jugador del Manchester City. El ex del Barça chocó con John Stones al ir a por un balón colgado al área y propició un remate letal de Ibra, que a pesar de la dificultad lo empalmó con mucha clase para darle emoción al segundo tiempo. Fue uno de esos goles psicológicos porque llegó en el minuto 42.

A pesar de que el United lo intentó hasta el final, el City supo defender y mantuvo su portería a cero en el segundo tiempo. Lograron tres puntos muy importantes que hacen soñar a los aficionados del Etihad Stadium, que ya se ven ganando la Premier a pesar de que todavía queda mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *