Alexis Sánchez deja caer que podría jugar en el Chelsea

Alexis-Arsenal
Alexis Sánchez no lo tiene claro. Su contrato con el Arsenal concluye el próximo 30 de junio de 2018 y todavía no ha renovado. Está en la misma situación que Mesut Özil, y lo cierto es que su futuro parece estar más lejos del Emirates Stadium que el del alemán.

Por ahora no se ha sentado a negociar porque las condiciones económicas que exigen no satisfacen al club, que evidentemente está dispuesto a hacer un esfuerzo para retener al que probablemente sea su mejor jugador.

Ambicioso en todos los sentidos

Más allá del dinero, hay otro tema que preocupa al internacional chileno. Quiere formar parte de un proyecto ganador y considera que el Arsenal no está en disposición de ganar títulos, por lo menos mientras pierda eliminatorias de forma tan aplastante como la de octavos de final de la Champions League, que se saldó con un 10-2 de global a favor del Bayern de Múnich.

En declaraciones para “El Gráfico”, ha dejado caer que le gustaría seguir en Londres, pero tal vez defendiendo los colores de otro equipo:

Soy feliz en Londres y espero terminar mi contrato. Quiero quedarme en la ciudad y en un equipo ganador, con mentalidad ganadora. Tengo 28 años y tengo mucho por delante. Soy un jugador que se cuida.

Alexis-Chile-Argentina
Si Eden Hazard se marcha al Real Madrid, que es de lo que se está hablando en la prensa española con insistencia, Alexis podría ser su sustituto. Eso sí, el Arsenal pedirá 50 millones de libras por el traspaso. Por menos no se sentarán a negociar, si bien es cierto que el año que viene podría irse con la carta de libertad bajo el brazo.

Conte estaría encantado

Antonio Conte vería con buenos ojos incorporar a uno de los futbolistas que más goles marcan en la Premier League, aunque tendrán que competir con otros clubes interesados como el Bayern, la Juventus o el PSG.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.