Barça y Madrid empatan en un gran Clásico


El FC Barcelona y el Real Madrid firmaron anoche un empate con el que parecieron conformarse. Cristiano Ronaldo y Leo Messi fueron las estrellas de un partido que tuvo dos caras. La primera mitad fue para los blancos, pero en la segunda fueron los azulgranas quienes apretaron más para llevarse los tres puntos.

El balón empezó a rodar justo después de que el Camp Nou se llenara de cartulinas amarillas y rojas que mostraban la ‘senyera’. Era un acto independentista más que nada tenía que ver con el deporte, pero que el club decidió apoyar ahora que las cosas están como están en política. Además, en el minuto 17, tal y como estaba previsto, los aficionados cantaron “Independencia” y mostraron numerosas banderas ‘esteladas’ (las banderas de la independencia).

Centrándonos en el fútbol, que es lo que realmente nos interesa, hay que decir que pudimos ver un bonito espectáculo, aunque también es cierto que el rigor táctico se impuso a las genialidades. Tan solo cuatro zarpazos sirvieron para animar la noche, porque las ocasiones no es que abundaran.


Cristiano Ronaldo abrió el marcador en el minuto 23 con un fuerte disparo raso que se coló por el primer palo de la portería defendida por Víctor Valdés. El Madrid se sentía cómodo y combinaba como quería de medio campo hacia adelante. Fruto de ello llegó otra clarísima ocasión pocos minutos después, pero Karim Benzema envió el balón al poste y Ángel Di María no supo aprovechar el posterior rechace.


El Barça pudo quitarse el miedo del cuerpo gracias a una jugada bastante afortunada. Pepe no fue capaz de rematar de cabeza un balón que quedó muerto en el área y Leo Messi lo aprovechó para fusilar a Iker Casillas. Corría el minuto 31 y el Clásico volvía a estar en tablas.

Tras la reanudación cambió el guión. El Madrid pareció conformarse con el empate y dejó de presionar como lo hacía en la primera mitad. El Barça se hizo con el control del balón por completo y gozó de las mejores ocasiones de gol. El 2-1 llegó en el minuto 61 gracias a una genialidad de Messi. El astro argentino marcó de tiro libre directo sorprendiendo a un Casillas que se colocó bastante mal. El de Móstoles se estiró cuando el balón ya había besado las mallas de su portería.


El Madrid no se vino abajo y cinco minutos más tarde fue capaz de empatar. Mesut Özil, que contó con la confianza de José Mourinho anoche, recibió un balón recuperado por Sami Khedira y lo puso a la espalda de la defensa para sorprender. Por allí apareció Cristiano, que nuevamente fue letal y no perdonó con un disparo al primer toque.

Los últimos minutos fueron para el Barça, sobre todo gracias a un disparo al larguero de Montoya (tuvo que entrar en la primera parte para sustituir a Dani Alves) y a otro de Pedro Rodríguez. El canario probó suerte en el tiempo de descuento y a punto estuvo de sorprender a Casillas.

Así las cosas, la distancia que separa al Barça y al Madrid en la clasificación sigue siendo de 8 puntos. Queda mucha liga, pero los de Mourinho saben que no tienen demasiado margen de error.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.