Delantero pícaro aprovechando un despiste del portero


Los delanteros pícaros son los que más daño hacen a las defensas, y también a los porteros. Como si se tratase de Raúl Tamudo en la final de la Copa del Rey del año 2000, el delantero neozelandés Chris Killen, del Shenzhen Ruby de la liga china, sorprendió al guardameta del equipo rival, que hizo de Toni Jiménez. Los locales terminaron ganando por 3-1 al Chongqing Lifan, que en estos momentos es colista con 28 puntos en 28 partidos.

Goles, Otras ligas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.