El decreto que pone en jaque a las casas de apuestas en España

apuestas-deportivas
Analizamos las consecuencias que podría tener el decreto que marcará la nueva regulación relacionada con el juego en España y que preocupa mucho en el sector.

¿Qué pasará con las apuestas deportivas?

Un punto de inflexión sin precedentes, un antes y un después en el devenir de un sector al alza en los últimos tiempos. Eso es lo que supondrá el decreto que próximamente verá a la luz y que regulará todo lo relacionado con las casas de apuestas y el juego. El ministro de consumo, Alberto Garzón, se marcó como objetivo prioritario durante su legislatura poner un cortapisas a los efectos negativos del juego no responsable y, a tenor del borrador que salió hace meses, su reforma es tan radical y contundente que pone en jaque a todo el sector y genera una sensación de incertidumbre en el mundo del deporte. La omnipresencia de las casas de apuestas patrocinando grandes equipos y siendo parte fundamental de la publicidad en eventos deportivos, se ve puesta en serios aprietos si esta nueva regulación sale a la luz tal y como se desprende del borrador.

Tal y como señala la web especializada mediasal, el sector de las apuestas invirtió la friolera de 170 millones de euros en publicidad, copando los momentos álgidos de grandes eventos y ofreciendo una dimensión superior al mundo del deporte. Hasta el momento se han aplicado restricciones puntuales al juego online. El estado de alarma declarado por la pandemia del coronavirus supuso un argumento de peso para establecer un control estricto de la presencia de publicidad del sector online a la que pudiera acceder menores, con el riesgo que ello entraña de ludopatía. Ese fue siempre el argumento básico para llevar a cabo esta reforma tan notable, que tiene continuidad el 30 de junio de 2020.

Es ahí donde se deja entrever el alcance de un decreto que afectará sobremanera a medios de comunicación y clubes deportivos. Y es que son muchas las cortinillas publicitarias con las que programas de ámbito deportivo generan una enorme cantidad de ingresos, siendo eso algo con lo que desde el gobierno se quiere romper y limitar los espacios publicitarios de las casas de apuestas a horarios de madrugada. Resulta difícil pensar que el deporte pueda continuar con ese volumen de negocio, ingresos e inversiones que acostumbra en los últimos lustros, sin tener el respaldo de patrocinadores tan potentes como los que encarnan estas empresas del sector de las apuestas, presentes en las camisetas de la inmensa mayoría de clubes de primera división y ofreciendo publicidad permanente y espacios especiales de promoción en los estadios.

Otra de las dinámicas con la que se quiere romper de forma abrupta es la presencia de referentes deportivos y culturales como imagen visible de las casas de apuestas, por considerar que blanquean la imagen de las mismas y despiertan las ganas de sumarse a ellas a jóvenes inexpertos que pueden incurrir en problemas de juego no responsable. Lo que habría que tener en cuenta es que tantos límites puede promover el juego fraudulento, tal y como indica iusport.com. La posición de fuerza de las casas de apuestas en este momento puede generar choques de interés enormes y es preciso recordar las implicaciones sociales de una reforma tan radical si se lleva a cabo, ya que este sector emplea a una gran cantidad de gente. Habrá que estar atentos a la versión definitiva del borrador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.