El Madrid gana en Auxerre gracias a Di María


El Real Madrid vence pero no convence. Esa es una frase que nos tendremos que acostumbrar a escuchar a lo largo de la temporada. Los equipos de José Mourinho son equipos ganadores, y de momento no se puede decir lo contrario. Sin embargo, el juego de los blancos aburre a cualquiera que se sienta delante del televisor esperando ver un buen partido de fútbol.

Anoche el Auxerre hizo lo que tenía que hacer. Es la cenicienta de uno de los grupos más duros de la presente edición de la Champions League y debía defenderse para lograr como mínimo un punto. Los hombres de Jean Fernández se pasaron los 90 minutos detrás del balón, corriendo, peleando y entregándose hasta el final. La cosa les fue bien hasta que apareció el argentino Ángel Di María.

Mou planteó el partido con un trivote muy defensivo, con Sami Khedira, Xabi Alonso y Lass. El equipo monopolizó el juego, pero las ocasiones llegaban en cuentagotas y pocas eran claras. Tan sólo Gonzalo Higuaín, que compartió posiciones de ataque con Cristiano Ronaldo y Karim Benzema, pudo adelantar a los españoles tras un disparo que secó bajo palos un jugador galo.

A CR7 no le salió absolutamente nada, se enfadaba como un niño pequeño y vio una tarjeta amarilla por retener el balón más tiempo de lo permitido. Su actitud sigue siendo lamentable y las florituras que hace cuando recibe el balón son inútiles. Benzema no estuvo más acertado. Lo intentó y le puso ganas, pero le faltó acierto y siempre actuó muy alejado de las posiciones en las que hace daño.

Con el 0-0 se llegó al descanso y la sensación era la de que el partido podía terminarse así. La segunda parte se inició con dominio blanco de nuevo, pero siempre faltaba el último pase. Así las cosas, el Auxerre se vino arriba y gozó de sus mejores ocasiones. La mejor de todas llegó en el minuto 78, cuando Pepe casi se marca en propia puerta al tratar de cortar un centro. El balón se estrelló en el palo mientras Iker Casillas sólo podía quedarse mirando la trayectoria.

Tras el susto, el recién ingresado Di María le dio los tres puntos al Madrid tres minutos después del susto. Recibió un balón colgado al segundo palo, controló con el pecho, y marcó con su pierna izquierda. Sorin, el meta visitante, poco pudo hacer para evitar que el balón terminara en el fondo de las mallas. Era el 0-1 con el que se llegaría al final, un resultado que les coloca como primeros de grupo tras el empate a uno del Ajax y el Milan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *