Exhibición del City en Basilea para acariciar los cuartos de final

Basilea-Manchester-City
Pep Guardiola no se fiaba del Basilea. Sabe que su equipo es muy superior, pero no quería caer en favoritismos para no relajar a sus jugadores. Lo ha hecho siempre y lo seguirá haciendo porque siempre le da resultado, y ayer se volvió a reflejar sobre el césped del St. Jakob Park, donde el Manchester City se impuso por un contundente 0-4 que le deja muy cerca de los cuartos de final de la Champions League.

La pegada del City fue decisiva

Aunque los suizos empezaron con ganas de dar la sorpresa y Oberlin tuvo una buena ocasión de gol que desperdició siendo demasiado inocente, el líder de la Premier League no tardó en hacerse con la posesión del balón para hacer daño. Cuando lo perdían lo recuperaban muy pronto, y eso desquiciaba a los locales, que solo hacían daño en contraataques bastante bien hilados.

El primero de la noche subió al marcador en el minuto 14, cuando Ilkay Gündogan remató un córner botado por Kevin De Bruyne en el primer palo. Se impuso a su par, Fabian Frei, quien seguramente no esperaba semejante testarazo del futbolista alemán de origen turco.

Gundogan-y-Guardiola
Bernardo Silva se encargó de hacer el 0-2 poco después a centro de Raheem Sterling, mientras que el ‘Kun’ Agüero sentenció la eliminatoria estableciendo el 0-3 en el minuto 23 con un gran disparo desde la frontal del área.

Tras la reanudación llegó la estocada definitiva. Gündogan lo hizo todo perfecto para subir el 0-4 en el marcador y hasta tuvo posibilidades de irse a la ducha con un ‘hat-trick’ que le negó Tomas Vaclík. Sea como sea, está claro que los ingleses no tendrán problemas para estar en el bombo del sorteo de cuartos de final de la Champions.

El Tottenham toma ventaja ante la Juventus

Tottenham-gol
Es una de las eliminatorias más igualadas de estos octavos de final. Se esperaba un partido muy reñido y los aficionados disfrutaron desde el primer minuto hasta el último. La Juventus se adelantó con dos goles de Gonzalo Higuaín, uno de ellos de penalti, pero el Tottenham recortó distancias antes del descanso gracias a un tanto de su ’10’, de Harry Kane. Además, Higuaín desperdició una segunda pena máxima que envió al larguero.

El 2-2 definitivo, que permite a los ingleses afrontar el partido de vuelta sabiendo que un 0-0 les clasifica, fue obra de Christian Eriksen, que sorprendió a Gianluigi Buffon con un lanzamiento de falta raso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.