Importantísima victoria del Atlético en Eindhoven

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

saul-philips-stadion
El Atlético de Madrid pudo con el segundo clasificado de la liga holandesa. Venció y convenció en campo del PSV Eindhoven, donde un gol de Saúl Ñíguez fue suficiente para sumar tres puntos de oro.

El canterano rojiblanco sorprendió al portero local con un remate a lo Steve McManaman en el minuto 43. Fue uno de esos goles psicológicos poco antes de que Andrés Guardado fallara un penalti en el tiempo de descuento. El mexicano lo lanzó bien, con potencia y pegado al poste izquierdo, pero Jan Oblak le adivinó las intenciones y despejó el balón. Por algo dicen que es uno de los mejores porteros del mundo.

Fue un partido atractivo

Meses después de la gran decepción de Milán, el equipo dirigido por el Cholo Simeone volvió a levantar la cabeza. Lo hizo ante uno de esos equipos que le pueden dar un disgusto a cualquiera en su campo. Salieron con todo y obtuvieron el premio que buscaban, el de la victoria.

guardado-oblak
Ninguno de los dos equipos salió a especular y eso es algo que agradecieron los espectadores. No se conformaban con el empate y eso propició numerosas ocasiones de gol, como por ejemplo las que desperdiciaron Kevin Gameiro y Antoine Griezmann en la segunda parte.

Narsingh y De Jong, por su parte, hicieron trabajar de lo lindo a Diego Godín y José María Giménez. Los uruguayos aguantaron con la confianza que te da tener a un tipo como Oblak bajo palos. El esloveno, una vez más, aportó esa dosis de serenidad tan necesaria en duelos de alto voltaje. Siempre estuvo bien colocado y se lució cuando el guión se lo exigía.

En los últimos minutos de partido, como era de esperar, los rojiblancos se echaron atrás para amarrar los tres puntos, que finalmente volaron del Philips Stadion para sumarse al casillero de los capitalinos.

Manita del Bayern al Rostov

lewandowski-y-muller-rostov
El Bayern de Múnich le pasó la mano por la cara al Rostov como era de esperar. Fue un 5-0 sin pisar el acelerador más de la cuenta. Robert Lewandowski hizo el primero desde el punto de penalti en el minuto 28 y Thomas Müller celebró su vigésimo séptimo cumpleaños haciendo el 2-0 al borde del descanso. Tras la reanudación, Joshua Kimmich marcó sus primeros goles en la Champions League en los minutos 53 y 60, mientras que Juan Bernat estableció el 5-0 definitivo en el minuto 90 aprovechando una buena asistencia de Franck Ribéry, que al igual que el español empezó el partido en el banquillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *