Brasil decepciona en Quito


Brasil volvió a demostrar que no está en su mejor momento. En el partido de ayer jugado en Quito, valedero para la clasificación para el Mundial 2010 de Sudáfrica, los hombres de Dunga estuvieron a punto de ganar un partido que nunca dominaron. Finalmente Ecuador y Brasil empataron a un gol gracias a las grandes intervenciones de Julio César, guardameta del Inter de Milán.

La altitud del estadio Atahualpa de Quito no sirve de excusa. Brasil tenía ayer jugadores espectaculares para realizar un fútbol brillante, algo que desde hace ya mucho tiempo no vemos en la canarinha. La baja de Kaká hizo que Ronaldinho entrara en el once, algo que no se entiende estando un futbolista de la calidad de Pato en el banquillo. El centrocampista del Milan se pasó todo el partido andando y demostró que ya no es lo que era. Pienso que ni siquiera tendría que ir convocado con una selección tan completa como la brasileña.

El primer tiempo acabó 0-0 pese a que Ecuador pudo adelantarse en el marcador en repetidas ocasiones. Guerrón fue demasiado egoista y Julio César la pieza clave en el bando visitante. En la segunda mitad, la ‘Bestia’ Baptista anotaría el 0-1 cuando sólo quedaban 15 minutos. El futbolista de la Roma realizó un gran disparo que fue a pegar en la base del poste, rebotando luego en Ceballos para terminar en el fondo de las mallas. Brasil ganaba inmerecidamente.

Ecuador no se vino abajo y atacó hasta el último minuto. Por ello, obtuvieron recompensa en el 89 gracias a un astuto Noboa. Además, quisieron más y fueron desesperadamente a por el 2-1, resultado que visto lo visto hubiera sido el más justo.

Selecciones,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.