Ebert deja el entrenamiento con molestias y se marcha en bicicleta


El culebrón Patrick Ebert va para largo. Ayer se escribió un capítulo más que podría sentar bastante mal tanto a la directiva como a Miroslav Djukic, que ya le criticó en la rueda de prensa posterior al partido ante Osasuna por su bajo rendimiento.

El jugador alemán se retiró del entrenamiento antes de tiempo por unas molestias musculares pocos días después de haber superado su última lesión, pero lo más increíble de todo es que volvió a casa en bicicleta, como si no le pasara nada.

Todas las alarmas se encendieron cuando se llevó las manos a la zona en la que ha sufrido sus dos últimas lesiones. Sin embargo, los médicos del Valladolid han descartado que sea algo grave y es probable que esté listo para jugar este fin de semana si las molestias remiten, pero no deja de llamar la atención que en vez de marcharse en un taxi decida hacerlo pedaleando. ¿Tan bien va el Reflex?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.