El Arsenal rozó la remontada ante el Mónaco

Monaco
El Mónaco sobrevivió a las embestidas del Arsenal y estará en los cuartos de final de la Champions League. Pocos lo esperaban tras la venta de jugadores como James Rodríguez, pero lo cierto es que se han ganado a pulso llegar tan lejos en la competición más importante a nivel de clubes.

Los de Arsène Wenger no hicieron un mal partido, pero pagaron el 1-3 de la ida y se quedaron a las puertas de la clasificación por culpa del valor doble de los goles marcados fuera de casa. Un 0-2, pese a ser un gran resultado, no fue suficiente para estar entre los ocho mejores del viejo continente.

Cazorla llevó la batuta

Los ‘gunners’, ya ofensivos de por sí, salieron a por todas desde el primer minuto, jugando por las bandas y probándolo de todas las formas posibles. Alexis Sánchez y Mesut Özil no estuvieron demasiado finos en la primera mitad, pero Santi Cazorla asumió su parte de responsabilidad y se mostró muy útil para sus compañeros, que casi siempre le buscaban en busca de una jugada de peligro.

El primer gol llegó en el minuto 35, cuando Olivier Giroud se topó con Danijel Subasic. El meta croata rechazó su primer disparo, pero se hizo con el rebote y no falló con su pierna derecha. La puso muy cerca del larguero, lejos de las cabezas de los defensas del conjunto monegasco que esperaban su remate pisando la línea de gol.

Subasic y la mala puntería evitaron la hombrada

Subasic y Giroud
La segunda parte fue muy parecida a la primera. El Arsenal controlaba el balón y generaba las ocasiones de gol más claras, pero el segundo de la noche se hizo de rogar. No llegó hasta el minuto 78, cuando Aaron Ramsey aprovechó un remate rechazado por el poste para batir a Subasic con un disparo cruzado que alimentó las esperanzas de remontada.

A partir de ese momento jugaron con más corazón que cabeza, colgando balones a la desesperada que no hicieron demasiado daño. La oportunidad más clara llegó en una falta lateral que pudo terminar en gol de no ser por la gran colocación y los reflejos de Subasic, quien por enésima vez salvó a su equipo con sus grandes intervenciones bajo palos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.