El Chelsea se mete en la final de la Champions League


Vibrante partido el que se ha vivido esta noche en Stamford Bridge. El enfrentamiento prometía con dos equipos ingleses sobre el terreno de juego y los jugadores no defraudaron a sus aficiones. En un auténtico derroche de esfuerzo por parte de ambos, el gato al agua se lo acabó llevando el Chelsea de Avram Grant tras 120 minutos apasionantes que dejaron el marcador final de 3-2. Drogba en dos ocasiones y Lampard de penalti anotaron para los ‘blues’. Los goles del Liverpool fueron obra de Fernando Torres y Babel.


El «Spanish Liverpool» de Benítez dijo así adiós a la Champions League. En una de las semifinales más igualadas de la historia, el Chelsea era ligeramente favorito por el resultado favorable de la ida (1-1) y porque jugaba en casa. Sin embargo, tuvo que sudar mucho para acabar sellando su pase a la final de Moscú.
En el primer tiempo Drogba adelantó a los suyos después de aprovechar un rechace cuando corría el minuto 32. La afición respiraba mucho más tranquila. Los ‘reds’ necesitaban un gol para igualar la eliminatoria.


Con ese propósito salieron a la segunda parte. Y lo lograron gracias a su ambición. Fernando Torres, no podía ser otro, aprovechó una gran jugada de Benayoun para igualar el partido y poner más emoción si cabe a la eliminatoria.


Con el 1-1 se llegaba a la prórroga. En ella, un error infantil del finalndés Hyppia fue decisivo. Derribó inutilmente a Michael Ballack y el italiano Roberto Rosetti no lo dudó ni un momento a la hora de señalar los 11 metros. Lampard no perdonó y engañó a Reina. 2-1 y dedicatoria especial para su madre, fallecida la semana pasada. Pero el Chelsea quería más y la conexión Anelka-Drogba terminó por derrumbar a los de Liverpool. Centro del francés y remate genial del marfileño. Con el 3-1 se llegaba al a segunda parte de la prórroga. En ella se pudo ver a dos equipos muy cansados. Ryan Babel puso algo de emoción al tramo final con un golazo tras disparo lejano a 4 minutos del final que Cech se comió con patatas. 3-2 que iba a ser definitivo.


Así pues, Roman Abramovich consigue por fin el sueño que peresguía desde que llegó al Chelsea, llegar a la final de la Copa de Europa. Y curiosamente lo ha conseguido sin Mourinho. Ahora, en su querida Rusia, más concretamente en Moscú, tendrá que vérselas con el Manchester United de Cristiano Ronaldo y compañía. Hagan sus apuestas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.