El Clásico del honor


El Clásico de mañana a las 16:00 horas será uno de los más descafeinados de las últimas décadas. Siempre que se enfrentan Madrid y Barça hay mucha expectación, pero tanto Clásico en los últimos años y lo poco que se juegan resta bastante magia al partido.

El equipo de José Mourinho llega sin opciones de ganar la Liga y con la mente puesta en Old Trafford, donde el miércoles se juegan el ser o no ser en la Champions League, el trofeo que se han marcado como objetivo esta temporada. Por eso Cristiano Ronaldo volverá a ser suplente como ya pasó en Riazor. No es cuestión de arriesgar más de la cuenta.


El Barça tiene la Liga en el bolsillo y tampoco necesita ir al Santiago Bernabéu con todo su arsenal. Lo que pasa es que el partido de vuelta de octavos de final de la Champions lo juegan dentro de una semana y media, y eso hace que Jordi Roura puede alinear a todos sus jugadores sin pensar que se van a cansar mucho. Además, el hecho de perder por 1-3 el pasado martes ha herido el orgullo de los jugadores, que intentarán darle una alegría a su afición ganando. Eso sí, Xavi no estará por precaución.

La hora de los actores secundarios

Será un partido plagado de suplentes, una oportunidad única para ganarse el puesto. Kaká y David Villa podrían ser titulares y ambos deben bordarlo si quieren tener más protagonismo en el tramo final de la temporada. No habrá mucha tensión sobre el césped, o tal vez sí. Madrid y Barça siempre se juegan el honor, que no es poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *