El Madrid se lleva el derbi gracias a un buen arranque de partido


El Real Madrid suma y sigue. El líder de la Liga española volvió a ganar en el Santiago Bernabéu, esta vez en el derbi ante el Atlético de Madrid. Como era de esperar, los rojiblancos salieron derrotados y siguen esperando por una victoria en campo del eterno rival, cosa que hace muchos años que no sucede.

El arranque del partido fue muy propicio para el Madrid de José Mourinho. Ricardo Carvalho hizo el 1-0 en el minuto 12 aprovechando una jugada iniciada por él mismo desde el centro del campo. Robó el balón y combinó con los hombres de arriba, hasta que finalmente tras un rechace se quedó solo ante David De Gea. Con muchas sangre fría, y aunque no sea lo suyo, cruzó el balón y celebró el primero de la noche.

El segundo llegó poco después. Mesut Özil fue el encargado de lanzar una falta cometida sobre Cristiano Ronaldo en el pico del área. El alemán sorprendió a todo el mundo con un disparo fuerte y raso que se coló en el segundo palo. De Gea hizo la estatua y el 2-0 subió al marcador.

A partir de ahí, el Madrid cedió el dominio a un Atlético que gozó de sus mejores ocasiones de gol. La más clara una del Kun Agüero justo antes del descanso. Remató en el área pequeña y Xabi Alonso sacó el balón con la mano, algo que Mateo La Hoz no supo o no quiso ver. Ya en la segunda mitad, continuó la parsimonia de un Madrid que se empeñaba en jugar en largo, como si sólo le preocupara que pasaran los minutos. Así las cosas, y ante un inoperante Atlético en ataque, el resultado final no se movió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.