El Madrid vuelve a ser campeón del mundo

Real-Madrid-Japon
El Real Madrid lucirá el distintivo de campeón del mundo que hasta hace poco había lucido el Barça. Los blancos lograron su quinta corona derrotando con sufrimiento al Kashima Antlers, puesto que los japoneses fueron capaces de llegar a la prórroga, donde no pudieron dar la sorpresa y acabaron cediendo ante la calidad y el talento del campeón de Europa, que se encomendó a Cristiano Ronaldo para sumar un nuevo título a su museo.

Benzema y su oportunismo

Karim Benzema abrió la lata en el minuto 9 al aprovechar un rechace del portero japonés. Luka Modric había disparado a puerta y el francés remató en posición legal para inaugurar el marcador.

El Kashima le dio la vuelta a la tortilla

Parecía que el partido no iba a tener mucha historia, pero las cosas cambiaron radicalmente antes del descanso. Gaku Shibasaki aprovechó un error de Raphael Varane para poner las tablas en el minuto 44, algo que dio alas al campeón de Asia.

Tras el paso por vestuarios el mismo jugador volvió a ser protagonista, esta vez beneficiándose de un mal despeje de Sergio Ramos, que envió el balón al centro en vez de a una banda. Shibasaki lo controló y no tuvo problema para zafarse de varios jugadores del Madrid antes de soltar un zapatazo que se coló muy cerca del poste derecho de la portería defendida por Keylor Navas.

Madrid-celebrando-un-gol

Cristiano decidió con un ‘hat-trick’

Los de Zinedine Zidane buscaron el empate con todos sus efectivos y lo encontraron desde el punto de penalti. Lucas Vázquez fue derribado y el colegiado no se lo pensó dos veces. CR7 no falló disparando hacia el lado que más le gusta con potencia y seguridad.

Eso pasó en el minuto 60 y el electrónico no se volvió a mover, y eso que el Kashima Antlers generó peligro y tuvo ocasiones bastante claras.

En la prórroga decidió la calidad. Benzema, que hizo un gran partido, se la puso a Cristiano para que definiera con su pierna izquierda en el minuto 97. El portugués repitió en el minuto 104 al hacerse con un mal disparo de Toni Kroos. Controló con la pierna izquierda y definió con mucha rapidez, sin dar opción a la defensa rival. Era su ‘hat-trick‘ y la sentencia de una final que fue más movida de lo esperado.

Cristiano, cómo no, recibió el premio a mejor jugador de la final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.