España se deja sorprender por Eslovaquia

Eslovaquia gol
A este paso se quedarán sin patrocinadores. Ni Iberdrola, ni Movistar ni otras empresas de dudosa ética querrán poner dinero para aparecer en los anuncios protagonizados por los jugadores.

La selección española cayó derrotada en la segunda jornada de la fase de clasificación para la Eurocopa 2016. Los hombres de Vicente del Bosque perdieron por 2-1 en Eslovaquia, concretamente en el típico campo donde se suelen disputar partidos de selecciones Sub-21.

En el estadio del MSK Zilina, con capacidad para menos de 12.000 espectadores, los locales dieron la sorpresa y se llevaron un partido que no imaginaban ganar ni en sus mejores sueños. Así las cosas, ahora mismo son líderes del grupo con seis puntos, mientras que España se tiene que conformar con los tres que obtuvo en la primera jornada ante Macedonia.

Cantada de Casillas

Iker Casillas vivió una noche negra. Empezó muy bien, sacando una gran manopla a un disparo que le había pillado a contrapié. Sin embargo, en el minuto 18 se comió con patatas un lanzamiento de falta muy lejano de Kucka. El balón hizo un efecto extraño, pero entrenando con Cristiano Ronaldo debería estar acostumbrado a esas trayectorias más propias de Oliver y Benji.

Volverán a salir los fans de Casillas para apoyarle. Me parece muy bien que lo hagan, pero también estaría bien empezar a reconocer que el capitán de ‘La Roja’ ya no está para ser titular. David de Gea está sobradamente capacitado para coger el relevo y lo haría bastante mejor que él. Pero claro, Casillas es Casillas y no se puede decir nada porque hay que adorarle hasta que tenga 40 años y decida retirarse.

Diego Costa en Eslovaquia

Empate de Alcácer que quedará como una anécdota

España buscó el empate con insistencia, pero los eslovacos formaron un muro casi indestructible. Había diez tíos embutidos en unos 25 metros. Dos líneas defensivas de cinco jugadores para cerrar todos los espacios. Es una película que no se ha estrenado hoy, desde luego. Una película que al principio era toda una comedia, pero con el paso de los años nos han cogido el número y lo más sensato es hablar de thriller.

Por suerte Paco Alcácer demostró que hasta las defensas más pobladas se pueden abrir. Lo hizo con un sensacional desmarque a la espalda de los centrales. Controló con su pierna derecha y disparó con la izquierda en una abrir y cerrar de ojos. Fue una maniobra que demuestra que es un jugador inteligente y con mucho gol. La gran temporada que está haciendo en el Valencia no es pura casualidad y Del Bosque debería plantearse su titularidad. Y que conste que Diego Costa no ha estado mal esta noche. El delantero centro del Chelsea ha tenido ocasiones para marcar, pero la mala fortuna y Kozacik lo han evitado.

Paco Alcacer y Jordi Alba
Su gol llegó en el minuto 82 y todos pensábamos que el 1-2 estaba más cerca que el 2-1. Sin embargo, en una jugada perfecta los locales lograron el tanto de la victoria por mediación de Stoch. El ganador del Premio Puskás al mejor gol del año 2012 le ganó la espalda a Santi Cazorla en un centro medido y no falló con su remate de cabeza. Poco pudo hacer Casillas para rechazar el balón y la locura se instaló en el Štadión pod Dubňom.

Toca levantarse

Ahora toca pensar en el próximo partido ante Luxemburgo, también ha domicilio. Suena a trámite, y realmente lo será. Pero es necesario tomarse todos los partidos muy en serio porque esta selección necesita reinventarse y decirle al mundo que tiene una nueva identidad. El ADN que nos hizo campeones de Europa y del mundo nos viene muy bien porque nos quita todos los complejos de inferioridad que teníamos, pero ahora hay que empezar a jugar a otra cosa, moviendo el balón más rápido y disparando más a puerta. El tiki-taka está muy visto y no funciona cuando juegas contra un equipo metido atrás en un campo relativamente pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.