Humillante regreso de Mourinho a Stamford Bridge

mourinho-stamford-bridge
Amargo regreso de José Mourinho a Stamford Bridge. Las sonrisas del principio no tenían nada que ver con la decepción del final. Su Manchester United cayó por 4-0 en el que había sido su estadio durante dos etapas más o menos gloriosas.

Los de Antonio Conte fueron mejores desde el primer minuto hasta el último y se llevaron los tres puntos con total merecimiento. El portugués no pudo recurrir a las excusas en rueda de prensa, algo muy habitual cada vez que pierde.

Goleada de las que duelen

Pedro abrió el marcador cuando ni siquiera se había disputado un minuto. Cazó un balón puesto por Marcos Alonso para superar a un David de Gea que se quedó a media salida. Definió con la pierna izquierda y así empezó la pesadilla de Mou.

hazard-y-diego-costa
El segundo fue obra de Gary Cahill en el minuto 21. El internacional inglés cazó un balón que quedó suelto dentro del área y fusiló a De Gea, encarrilando de esta forma un partido redondo.

Tras la reanudación llegó la sentencia. Primero fue Eden Hazard quien vio puerta deshaciéndose de Chris Smalling con una facilidad pasmosa para disparar ajustado al poste izquierdo, y más tarde fue N’Golo Kanté quien se sumó a la fiesta con una internada en la que puso en evidencia a Eric Bailly y Smalling, que pudieron hacer mucho más para evitar el cuarto.

¿Para cuándo un central de primer nivel?

Ni Bailly ni Smalling. El United tiene un problema muy serio en defensa. De hecho, ni siquiera convencen Antonio Valencia y Daley Blind, titulares en los laterales. En vez de gastarse tanto dinero en centrocampistas y delanteros deberían rascarse el bolsillo para fichar a centrales y laterales contrastados. Hasta que no lo hagan, seguirán siendo un equipo con dificultades para mantenerse en las primeras posiciones de la Premier League.

chelsea-manchester

A Mourinho no le gustó la actitud de Conte

Al término del partido, Mourinho saludó a Conte y le dijo cuatro cosas. Los micrófonos de ambiente captaron que le reprochó su actitud celebrando los goles y animando al público:

¡Eso se hace con 1-0, no con 4-0! Con 4-0 es humillación.

En la rueda de prensa posterior, Conte dijo que su intención no era ofender a Mou, a quien respeta mucho por lo que ha ganado en Londres. Éste no quiso entrar al trapo y se limitó a hablar del desastroso partido que hicieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *