La influencia del dinero en el fútbol


Nadie puede negar que el fútbol se ha convertido en un negocio. Ya no es lo que era antes y los jugadores solo se mueven por dinero. Hay excepciones que se pueden contar con los dedos de una mano y en cualquier caso podríamos decir que tampoco les va nada mal. Me refiero a Iker Casillas, Carles Puyol o Xavi Hernández, quienes nunca abandonarían sus respectivos clubes, aunque tampoco pueden decir que estén haciendo un esfuerzo sobrehumano porque cobran más por su trabajo que la mayoría de los mortales.

Los grandes no tienen problemas para fichar y financiarse temporada tras temporada. Barça, Real Madrid, Milan, Inter de Milán, Juventus, Bayern de Múnich, Manchester United, Liverpool… Son clubes que si no van bien es por culpa de una mala gestión deportiva, porque económicamente siempre pueden luchar contra cualquiera. Sin embargo, en los últimos años han visto cómo han aflorado una serie de competidores que se han podido hacer grandes gracias a la inversión que ha llegado desde fuera. Son los que describo a continuación.

Chelsea


Es el primer caso conocido. La historia de este club de Londres cambió radicalmente cuando fue vendido a un multimillonario ruso llamado Roman Abramovich. El magnate del petróleo pagó 140 millones de libras (la venta más cara de un club inglés en aquel entonces) en junio de 2003 y las cosas dejaron de ser como eran hasta entonces.

Se destinaron más de 100 millones de libras para fichar a nuevos jugadores. Damien Duff llegó procedente del Blackburn (24,4 millones de euros), Hernán Crespo del Inter de Milán (24,1 millones), Claude Makelele del Madrid (23,8 millones), Adrian Mutu del Parma (22,6 millones) y Sebastián Verón del Manchester United (17,9 millones). La guinda del pastel fue la llegada de José Mourinho en junio de 2004.

En la temporada de su debut, José Mourinho conquistó la Premier League y repitió un año después. Sin embargo, se le resistió la Premier League, que llegó la temporada pasada con Roberto Di Matteo en el banquillo. Antes perdieron una final ante el Manchester United (2007-2008).

Manchester City


El éxito también ha llegado al Manchester City, que durante muchos años ha tenido que vivir a la sombra del gran dominador de Inglaterra, el Manchester United. Mansour bin Zayed Al-Nahyan, actual propietario del club, ha invertido una burrada de dinero para que el equipo ya sepa lo que es ganar una Premier League.

La llegada del grupo inversor Abu Dhabi United Group for Development and Investment se produjo el 1 de septiembre de 2008. Pagaron 250 millones de euros y empezaron a fichar para remodelar una plantilla que no aspiraba a ningún título.

Robinho fue el primero en llegar a cambio de 43 millones de euros. Más tarde también llegaron David Silva (28,7 millones), Yayá Touré (30 millones), Jérôme Boateng (15 millones), Mario Balotelli, Aleksandar Kolarov (18 millones), James Milner (30 millones), Edin Dzeko (32 millones), Gaël Clichy (7,5 millones), Stefan Savic (12 millones), Sergio Agüero (45 millones), Samir Nasri (27,5 millones)…

Zenit


Aleksandr Diúkov, el actual presidente del Zenit, quiere que su club se convierta en el más poderoso de Rusia. Para ello está fichando a grandes jugadores, pero de momento no le va del todo bien. En la Champions League no acaban de explotar y en su país no son los grandes dominadores, aunque la temporada pasada se hicieron con el campeonato.

La locura empezó con la llegada del entrenador holandés Dick Advocaat en 2006. Consiguió conquistar la liga y después ficharon a varios jugadores de primer nivel: Danny Alves (30 millones de euros), Danko Lazovic, Domenico Criscito, Hulk (60 millones), Bruno Alves (22 millones) y Alex Witsel (40 millones).

Málaga


Es el ejemplo más cercano que tenemos. Su día a día ha cambiado desde que llegó el jeque Abdullah Al Thani el 11 de junio de 2010. Fichó a Manuel Pellegrini para dirigir la nave del conjunto andaluz y los resultados no tardaron en llegar.

Otros fichajes fueron los de Enzo Maresca, Martín Demichelis, Ignacio Camacho, Julio Baptista, Isco, Ruud van Nistelrooy, Nacho Monreal, Jerémy Toulalan, Joaquín Sánchez y Javier Saviola. Por eso ahora estamos hablando de un equipo que aspirar a ganar la Champions League, ya que en estos momentos está en los cuartos de final, algo inédito en su historia.

PSG


Es otro de los últimos casos de revolución en el mundo del fútbol. Con Nasser Al-Khelaïfi al mando desde verano de 2011 (pagó unos 100 millones de euros), el club de la capital de Francia es otro. El año pasado fue subcampeón en la Ligue 1 y esta temporada podría ser campeón.

Para ello han llegado Ezequiel Lavezzi (31 millones de euros), Jérémy Menez (8 millones), Alex, Thiago Silva (42 millones), Maxwell, Marco Verratti (12 millones), Gregory van der Wiel (6 millones), Javier Pastore (42 millones), Lucas Moura (43 millones), Zlatan Ibrahimovic, David Beckham… Y seguro que llegarán muchos más.

Anzhi


Para terminar, tenemos que hablar del Anzhi, un club que cada vez está mejor en la liga rusa y que esta temporada ha rozado los cuartos de final de la Europa League. Cuando el magnate ruso Suleyman Kerimov se hizo cargo del equipo en enero de 2011, no escatimó ni un solo euro en crear una de las plantillas más potentes de Europa, aunque a decir verdad todavía le queda mucho trabajo por delante.

Primero fichó a Samuel Eto’o, que dejó el Barça para convertirse en el futbolista mejor pagado del mundo (20 millones de euros por temporada). Luego llegaron Lass Diarra, Willian (35 millones de euros), Yuri Zhirkov, Jucilei, Mbark Boussoufa, Lacina Traoré… El entrenador es Guus Hiddink, que también cobra lo suyo.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.