Le expulsan a los 8 segundos y no puede parar de reír


Ocurrió en un partido disputado en la segunda división de Turquía. Serge Djiehoua, futbolista del Boluspor, vio la tarjeta roja a los 8 segundos de saltar al campo. Se protegió con los brazos muy abiertos y golpeó la cara de un rival que no tardó nada en irse al suelo. El árbitro le mostró la roja directa y el marfileño no pudo parar de reír mientras abandonaba el campo entre abucheos.

Jugadores,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *