Merecido empate de Francia ante España


España no pudo pasar del empate a uno ante Francia en el partido de clasificación para el Mundial 2014 que se disputó anoche en el Vicente Calderón. La falta de puntería en la primera parte y el descontrol total de la segunda le condenaron en el tiempo de descuento. Pese a ello, sigue liderando el Grupo I con 7 puntos, los mismos que Francia.

La primera parte fue un monólogo español. Los hombres de Vicente del Bosque mantuvieron el balón como suele ser habitual, en un porcentaje que por poco superó el 70%. Sin embargo, las ocasiones escaseaban y el primer tanto de la noche tuvo que llegar en una jugada a balón parado.

Sergio Ramos remató un saque de esquina botado por Xavi estrellando el balón en el palo. Se lamentó por ello, pero tuvo una segunda oportunidad segundos después y no la desperdició. Lo celebró por todo lo alto con una acrobacia que demuestra su poderío físico.

Francia tuvo una clara ocasión de gol para empatar. Sin embargo, el tanto que logró Jérémy Ménez fue anulado de forma incorrecta por el alemán Felix Brych. El centrocampista del PSG no estaba en posición de fuera de juego cuando remató a placer a escasos centímetros de la portería defendida por Iker Casillas. El balón que le envió Karim Benzema no fue hacia adelante, así que no hubo fuera de juego.


Cosas del fútbol, minutos después España pudo lograr el 2-0 que hubiera encarrilado mucho el partido. Sin embargo, Cesc Fábregas desperdició el claro penalti de Koscielny sobre Pedro. Hugo Lloris, el mejor de los galos durante la primera parte, adivinó su intención y despejó el balón.

Tras la reanudación todo cambió, sobre todo cuando Mathieu Valbuena entró por Maxime Gonalons en el minuto 56. El pequeño jugador del Olympique de Marsella se asoció a las mil maravillas con Franck Ribéry y las ocasiones de claro peligro empezaron a llegar. Perdonaron muchas hasta que su recompensa llegó en el tiempo de descuento.

Con los tres minutos de prolongación ya cumplidos, Juanfran se complicó la vida más de la cuenta y perdió el balón. El contraataque fue perfecto y Olivier Giroud puso el 1-1 definitivo al aprovechar un magnífico centro de Ribéry. El Vicente Calderón enmudecía por completo y los jugadores de ‘La Roja’ se iban al vestuario con una cara que ya os podéis imaginar.

Falta un delantero goleador y Sergio Busquets no puede jugar de central

Dos importantes conclusiones son las que extraigo de este partido que deja la clasificación de España para el Mundial 2014 en el aire.

La primera es que nos falta un goleador, nos falta un David Villa que sirva de referencia en ataque y cree serios problemas a la defensa rival. No sé si será el asturiano quien volverá a ocupar esa posición, pues su rendimiento todavía no es el óptimo. Lo que está claro es que Fernando Torres, Álvaro Negredo y Roberto Soldado no están al nivel que se exige. Cesc Fábregas tiene mucho talento, pero su posición ideal no es la de falso ‘9’, sino que hace mucho más daño llegando desde atrás y asociándose con los jugadores del centro del campo.

La otra conclusión tiene que ver con Sergio Busquets. El de Badia del Vallès es uno de los mejores del mundo en su puesto, por no decir el mejor. Sin embargo, cuando le sacas de su hábitat natural y le colocas de central sufre. Le cuesta girarse y no es especialmente rápido, dos cualidades que debe tener un central. Además, no está acostumbrado a tirar el fuera de juego, algo que se demostró en el empate de Francia, cuando pensó que Ribéry estaba en fuera de juego (es cierto que Sergio Ramos debería haber acompañado un poco más).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.