Bayern de Múnich y Raja Casablanca jugarán la final del Mundial de Clubes


El Atlético Mineiro no pudo con el Raja Casablanca en la segunda semifinal del Mundial de Clubes. Los brasileños eran favoritos por plantilla, pero los locales volvieron a dar la sorpresa y se clasificaron para la gran final tras una trabajada victoria por 3-1.

Mouhssine Iajour marcó el primer gol del partido en el minuto 51. El delantero centro marroquí definió de maravilla un contraataque que pilló en bragas a la defensa del Atlético Mineiro.

Obra de arte de Ronaldinho

El empate llegó casi un cuarto de hora después. Apareció Ronaldinho para inventarse un golazo de falta que solo está a la altura de los mejores especialistas. La puso en el segundo palo con una rosca endiablada, lejos del segundo palo de Khalid Askri, quien ni siquiera se movió.

Un penalti inexistente hundió a los brasileños

Los últimos minutos fueron frenéticos y el desenlace llevó la alegría al Stade de Marrakech. Mouhssine Moutouali, el capitán, hizo el 2-1 desde el punto de penalti en el minuto 84 y el centroafricano Vianney Mabidé estableció el 3-1 definitivo en el tiempo de descuento. No os perdáis el penalti que pitó el español Velasco Carballo porque no hubo contacto. El hombre se lució barriendo para los de casa.

El Bayern, favoritísimo

La final se disputará el próximo sábado a las 19:30 horas. El Bayern de Múnich de Pep Guardiola es el gran favorito, pero no se pueden fiar porque delante tendrán a un equipo que se comerá hasta el césped para hacer historia ante su afición. Seguro que el de Santpedor se encargará de motivar a los suyos con un vídeo o una de sus charlas. El exceso de confianza será la principal amenaza de los bávaros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.