El Barça ve frenada su progresión en Múnich

Bayern-Barcelona
El Barça llegaba con mucha confianza a un partido tan importante como el que le enfrentó ayer al todopoderoso Bayern de Múnich en el Allianz Arena. Todo lo contrario que su rival, que tras encadenar tres empates consecutivos en la Bundesliga empezaba a tener algunas dudas que se disiparon anoche gracias al triunfo que lograron por 2-0.

Hay que decir que los catalanes fueron superiores durante buena parte del partido. Gozaron de varias ocasiones claras para marcar y no lo hicieron, así que los bávaros lo aprovecharon para ser más efectivos y llevarse tres puntos de oro de cara a la clasificación en un grupo bastante complicado.

El Lewandowski más fallón

Robert Lewandowski no tuvo el día. El delantero polaco regresaba a la que fue su casa durante los últimos 8 años y no estuvo a la altura. Falló más de lo normal en él y se fue cabizbajo, con la sensación de no haber dado la talla en una noche en la que podía agrandar todavía más su leyenda.

En la primera parte el Barça se gustó y se acercó al área de la portería defendida por Manuel Neuer con asiduidad. Solo faltó el último pase o la definición final, que al no llegar permitió que el Bayern siguiera enchufado en el partido.

Lewandowski-lamentandose

Dos minutos para olvidar

Los alemanes esperaron su momento y abrieron la lata en el minuto 51 gracias a un cabezazo de Lucas Hernández, que pudo rematar muy cerca de la línea de gol gracias a la indecisión de Marc-André ter Stegen, que en lugar de ir a por el balón se quedó a medias y poco pudo hacer para evitar el tanto del francés.

Solo dos minutos más tarde, sin tiempo para reponerse, el Barça encajó el 2-0 definitivo por culpa de una gran galopada de Leroy Sané, que se coló por el centro de la defensa culé como un puñal y definió con sutileza empleando su pierna menos buena. El Barça brillaba de medio campo hacia arriba, pero daba sensación de fragilidad de medio campo hacia abajo.

Victoria del Inter de Milán en la República Checa

Como era de esperar, el Inter de Milán venció a domicilio a un Viktoria Plzen que todo apunta a que terminará la fase de grupos sin puntuar. Los goles italianos fueron obra de Edin Dzeko (minuto 20) y Denzel Dumfries (minuto 70).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.