Brasil empata ante Rusia en Stamford Bridge


La selección brasileña estuvo a punto de perder el partido amistoso que ayer disputó ante Rusia en Stamford Bridge. Los de Fabio Capello jugaron un partido muy serio en defensa, tanto que a Neymar no se le vio nada cómodo ante la atente mirada de un Roman Abramovich que veía el partido desde el palco.

La canarinha lo intentó con más ímpetu y dominando la posesión del balón, pero el gol no llegaba porque los rusos estaban muy bien plantados atrás, sin fisuras y sabiendo lo que tenían que hacer en cada momento. Lo del catenaccio lo han entendido a la perfección.

Los goles llegaron en la recta final

Los 41.000 aficionados que se acercaron hasta el campo del Chelsea se llevaron una buena sorpresa cuando vieron que Viktor Faizulin anotaba el 1-0 en el minuto 73 tras una interminable jugada dentro del área. La defensa brasileña y Julio César fueron capaces de despejar varios remates a puerta, pero al final no pudieron desviar el del futbolista del Zenit de San Petersburgo, que con algo de fortuna introdujo el balón en el fondo de las mallas.

La reacción no llegó hasta el último minuto de partido, cuando Marcelo combinó con Hulk para ceder en bandeja el 1-1 a Fred. El delantero del Fluminense solo tuvo que poner el pie para batir a Vladimir Gabulov, portero del Anzhi que estuvo realmente acertado durante toda la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.