David Moyes comiendo patatas en las gradas de Anoeta

David Moyes patatas
No tiene pinta de ser muy salao, pero lo que hizo anoche no lo hace cualquiera. Velasco Carballo expulsó a David Moyes a falta de 10 minutos para la conclusión del partido que enfrentó a la Real Sociedad y el Villarreal en Anoeta. Le dijo a uno de sus asistentes que necesitaba unas buenas lupas para ver bien los fueras de juego y eso le costó la continuidad en el banquillo.

Del banquillo a la grada

No le importó mucho mezclarse con el público porque en Inglaterra los banquillos están ubicados entre los asientos de los aficionados, así que ni corto ni perezoso atravesó la pista de atletismo que separa el césped de la grada y se acomodó saludando a los hinchas txuri-urdin, a quienes por cierto les hizo mucha gracia ver al escocés tan cerca.

Lo mejor de todo no fue eso, sino lo que ocurrió con una bolsa de patatas. Una joven aficionada se la ofreció, y el ex del Manchester United no dudó en meter la mano para llevarse unas cuantas a la boca. Luego le ofrecieron unos quicos, pero eso ya era demasiado para él y se negó a aceptarlos agradeciendo la propuesta.

Sin duda, todo un gentleman que sabe cómo ganarse a su gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.