El Mundial empieza con un penalti inventado para ayudar a Brasil

Brasil Croacia 5
Mala pinta tiene este Mundial si se vuelve a repetir lo de anoche. Brasil llegará a la final por la calidad de sus jugadores o por las ayudas arbitrales. Es lo que suele pasar con las selecciones anfitrionas, que siempre gozan de una serie de favores que te ayudan a llegar un poco más lejos.

La canarinha sufrió mucho para derrotar a Croacia y solo vio la luz cuando el japonés Yuichi Nishimura decidió poner de su parte para que el partido inaugural terminara en fiesta. El colegiado nipón se inventó un penalti que solo él vio en el minuto 70 y los tres puntos fueron para los de Luiz Felipe Scolari, que sabedor de que esto se va a repetir en algún que otro partido, se autoconvenció de que era penalti y le contó esa película a los periodistas: «Vi la jugada diez veces y para mí fue penalti».

Brasil mereció la victoria, pero no de esa forma

Los brasileños hicieron más para merecer la victoria, pero al final les cayó del cielo, o mejor dicho del silbato que carga la FIFA. Los primeros minutos, sin embargo, fueron muy confusos para los locales. No se encontraron a gusto y Croacia encontró la forma de adelantarse en el marcador. Fue gracias a una gran galopada de Ivica Olic por la banda izquierda. El veterano delantero del Wolfsburgo la puso al corazón del área con rosca y Nikica Jelavic llegó a tocar lo justo para descolocar a Marcelo, que venía en carrera y acarició el balón lo justo para anotar el 0-1 en propia puerta.

Brasil Croacia 9

Neymar al rescate

No cundió el pánico porque quedaba mucho. Corría el minuto 11 y Brasil sabía que era superior, así que recurrió a Neymar para levantar un partido que se les había puesto feo. El crack del Barça tiró del carro y logró el empate en minuto 29, dos después de llevarse la primera amarilla del Mundial por un feo codazo a Luka Modric. Recibió el balón tras una jugada embarullada que salvó Oscar y soltó un zurdazo algo mordido que se coló tras tocar en el poste izquierdo de la portería defendida por un Pletikosa que no vivió su mejor noche. El guardameta del FC Rostov se estiró para evitar el gol, pero estaba muy adelantado y no pudo reaccionar a tiempo.

Brasil Croacia 4
A partir de ese momento se vivieron los mejores minutos de la selección brasileña, que lo intentó sin acierto y tuvo que esperar al segundo acto para confirmar su primera victoria. Tras el paso por los vestuarios vimos más de lo mismo. La anfitriona dominaba y Croacia esperaba atrás, sin demasiados argumentos y con Jelavic en punta a modo de faro. Parecía que el gol llegaría, aunque con bastante parsimonia. Era como si ya supieran que el árbitro iba a aparecer tarde y temprano. Y lo hizo.

Invento japonés

Nishimura le dio la victoria a Brasil en el minuto 71 al señalar penalti en una jugada en la que Fred recibió de espaldas dentro del área. Al delantero del Fluminense le entró una lipotimia al sentir un mínimo contacto y se dejó caer como se le hubieran disparado. Tarjeta amarilla, protestas inútiles y gol de Neymar, que vio como Pletikosa estuvo a punto de desviar su disparo.

Brasil Croacia 8
Con Croacia volcada para lograr el empate en el tiempo de descuento, apareció Oscar, que para mí fue de los mejores de Brasil con diferencia. El mediapunta del Chelsea encaró tras una recuperación de balón y soltó un punterazo que sorprendió a un perezoso Pletikosa, que se lanzó al suelo demasiado tarde y no pudo evitar el 3-1 definitivo.

Me quedo con la frase de Niko Kovac, seleccionador croata: «Esto va a ser un circo». Razón no le falta…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.