Galatasaray – Chelsea, una eliminatoria emotiva para Drogba


No será una de las eliminatorias más igualadas de los octavos de final de la Champions League. Eso es algo que la mayoría compartimos, aunque no por ello deja de ser una eliminatoria interesante. De hecho, está el morbo de ver a Didier Drogba en Stamford Bridge con una camiseta que no es la del Chelsea para enfrentarse a José Mourinho, quien llegó a entrenarle durante su dilatada etapa en Londres.

También veremos en acción a Wesley Sneijder, otro hombre que llegó a estar a las órdenes del portugués. En definitiva, hay muchos motivos para engancharse a los dos partidos que protagonizarán en febrero y marzo. Primer jugarán en el Ali Sami Yen de Estambul y todo se decidirá en Stamford Bridge.

El Galatasaray no le tiene miedo a nada


No son espartanos, pero el Galatasaray sabe competir ante los grandes de Europa sin tener un presupuesto tan elevado como el resto. Es verdad que mantener a Drogba y Sneijder no es moco de pavo, pero no hay que olvidar que su plantilla no es ni mucho menos tan poderosa como la del Chelsea.

Roberto Mancini lo sabe. Lleva unos cuantos años entrenando a equipos y no es tonto. Por eso le pagan un dineral por su trabajo, que por cierto está siendo impecable hasta la fecha. Los otomanos han recuperado la confianza que perdieron en los primeros meses de competición y al final se han clasificado para los octavos de final, repitiendo la misma gesta que el año pasado. Veremos si esta vez también se cuelan en los cuartos de final.

Sus números no asustan, más bien todo lo contrario. Es el segundo equipo que ha sumado menos puntos de los que se han clasificado (solo 7, uno más que el Zenit) y su gol average es el peor de todos (-6). Eso no invita al optimismo, pero mucho cuidado con los tópicos que a veces se cumplen: cada partido es una historia.

El Chelsea ha mejorado mucho


Al otro lado del ring está el Chelsea, con obligaciones en la Premier League y con muchas ganas de hacer algo grande en la Champions para repetir el éxito de hace dos temporadas. Un éxito que sin Drogba nunca hubiera llegado, ya que el delantero centro marfileño fue el jugador más importante de su equipo en aquella final que le arrebataron al Bayern de Múnich en el Allianz Arena.

Mourinho empezó su segunda etapa en el Chelsea algo titubeante. En la Premier cedieron bastantes puntos que no entraban en el guión y arrancaron la competición europea con una sorprendente derrota en casa ante el Basilea. Al final fueron capaces de reconducir la situación y se han clasificado como primeros de grupo gracias a los dos partidos que le ganaron al Schalke 04, el rival del Real Madrid en octavos.

No sabemos si Fernando Torres será el delantero titular para Mou, pero sería lo más lógico tal y como está rindiendo ahora mismo. Samuel Eto’o y Demba Ba son otras opciones no menos interesantes que podrían arrebatar el puesto al ex del Liverpool en función de cómo lleguen a ambos partidos.

Drogba y Sneijder, dos estrellas que dirigió Mourinho


Para Drogba será un partido tremendamente emotivo. Jugó en el Chelsea entre los años 2004 y 2012, por lo que podríamos decir que es su segunda casa. Allí ha vivido momentos muy dulces y es un tipo muy querido por la afición. Todavía se acuerdan de cómo celebraba los goles: sacando su fusil mientras estaba de rodillas, abriendo los brazos con movimientos espásmicos y saludando al más puro estilo comandante, como diría ese admirador de Cristiano Ronaldo llamado Joseph Blatter.

Mourinho espera que Drogba no tenga el día. Lo mismo que espera de Sneijder, quien se convirtió en el pilar clave de aquel Inter de Milán que logró un triplete histórico hace unos años. Son dos jugadores con mucho talento a los que supo sacar el máximo rendimiento, lo mismo que intenta el bueno de Mancini para dar otra campanada como la que dio días atrás eliminando a la Juventus en la última jornada de la fase de grupos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.