Pogba e Ibrahimovic salvan la cabeza de Mourinho

gol-de-pogba
Si nos lo dicen en verano no nos lo creemos. ¿José Mourinho salvándose de una destitución a principios de noviembre? Es evidente que los dueños del Manchester United le habrían mantenido en el cargo aunque hubiera perdido este pasado fin de semana en Gales, pero no menos cierto es que su crédito se está acabando casi tan rápido como se le acabó en Stamford Bridge la temporada pasada.

Los diablos rojos reaccionaron con su jefe en la grada. Derrotaron por 1-3 a un inofensivo Swansea City que por algo es el penúltimo clasificado de la Premier League con 5 puntos, los mismos que suma el Sunderland de David Moyes, que este pasado sábado logró su primer triunfo de la temporada.

Victoria balsámica

Todavía están a 8 puntos del líder, pero hay que reconocer que la victoria les ha servido para coger aire. Sobre todo porque los goles fueron de sus dos fichajes estrella, dos hombres muy cuestionados que deberían tirar del carro siempre.

Los cracks acudieron al rescate

Paul Pogba abrió la lata en el minuto 15 con un sensacional disparo desde fuera del área. Cogió el balón como solo él sabe hacerlo y logró que se colara cerca de la escuadra con un efecto que hizo inútil la estirada de Fabianski.

ibra-y-rooney
El segundo llegó en el minuto 21 y fue obra de Zlatan Ibrahimovic, que repitió en el minuto 33 para sentenciar el partido. Las dos asistencias se las dio Wayne Rooney, a quien no deberían enterrar tan rápido. Fue uno de los mejores del equipo y no debería caerse del once titular nunca.

En la segunda mitad el United se relajó, aunque también tuvo ocasiones para ampliar su ventaja. A pesar de ello, fueron los locales quienes maquillaron el resultado a falta de 20 minutos para el final. Mike van der Hoorn remató de cabeza un buen centro para superar a un David de Gea que poco pudo hacer para evitar el gol del honor del Swansea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.