Remontada histórica del Inter en el Allianz Arena


El Inter de Milán volvió a dejar con la miel en los labios al Bayern de Múnich, tal y como sucedió en la última final de la Champions League disputada en el Santiago Bernabéu. Los italianos tiraron de casta y supieron remontar una eliminatoria que se les había puesto muy cuesta arriba. Por eso ya están en los cuartos de final y volverán a pelear por el máximo título continental.

Empezó muy fuerte el Inter. Samuel Eto’o adelantó a los suyos en el minuto 4 aprovechando un muy buen pase a la espalda de la defensa germana. Era el 0-1 y todavía tenían que pasar muchas cosas. Los locales no se arrugaron y rápidamente pudieron igualar el partido y ponerse por delante en la eliminatoria. Arjen Robben disparó desde lejos, Julio César cometió un error gravísimo y Mario Gómez lo aprovechó a las mil maravillas con un remate poco ortodoxo. Era el minuto 21.

Diez minutos más tarde el Bayern volvió a marcar, esta vez por mediación de Thomas Müller. El balón le fue a parar a los pies con mucha fortuna y remató con un toque sutil superando al portero brasileño. El 2-1 subía al marcador y tres minutos más tarde pudo hacerlo el 3-1 si Frank Ribéry hubiera estado más acertado. De hecho, el Inter estaba descontrolado y antes del descanso pudo caer alguno más.

Las cosas cambiaron por completo tras la reanudación. El Inter salió a morir matando y consiguió su objetivo. Necesitaba dos goles y los marcó. El 2-2 fue obra de Wesley Sneijder en el minuto 62. El holandés demostró su clase con un disparo cruzado desde el borde del área que no pudo despejar Kraft. Sin embargo, la locura no llegó hasta el minuto 88, cuando Eto’o hizo una sensacional jugada y le puso el balón en bandeja al macedonio Goran Pandev para que hiciera el 2-3 definitivo. La expedición interista no se lo creía y celebraba el tanto por todo lo alto, con Leonardo tirado en el césped.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.