Welbeck, otro del club de los piscineros


Danny Welbeck es un excelente delantero centro. Sin embargo, no se hace ningún favor convirtiéndose en un piscinero. Ya se sabe que en Inglaterra este tipo de comportamientos no gustan a los aficionados, así que deberá pensárselo dos veces antes de tirarse como se tiró este pasado fin de semana ante el Wigan.

El árbitro picó y señaló penalti sin dudarlo. Los jugadores del Wigan se lo querían comer mientras Chicharito Hernández iba a por la pelota. Por suerte y para el bien del fútbol, como suele ser habitual cuando un penalti es injusto, Al Habsi se tomó la justicia por su mano deteniéndolo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.