Casemiro evitó el enésimo pinchazo del Madrid en Liga

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Sergio Ramos e Isco
Y nunca mejor dicho. A estas alturas el Real Madrid acumula 19 victorias, 6 empates y 4 derrotas en Liga. Vive a 12 puntos del Barça y a 4 del Atlético de Madrid a falta de 9 jornadas para el final, así que tiene muy pocas opciones de levantar un título que últimamente siempre va a parar a las vitrinas de sus eternos rivales.

Jugando así no llegarán a la final de la Champions

Anoche se atascaron en Las Palmas, donde firmaron un partido realmente pésimo. A Zinedine Zidane le alegró el gol de Casemiro en el tiempo de descuento porque les valió para sumar los tres puntos, pero lo cierto es que ofrecieron una imagen pésima que nos invita a pensar que en la Champions League no tienen mucho que hacer.

La Roma no es un grande de Europa, y Las Palmas está lejos del nivel de un Bayern de Múnich o un Manchester City. Eso me hace pensar que la andadura europea de los blancos puede terminar en los cuartos de final, lo cual sería un mazazo que dejaría contra las cuerdas a Zidane y a Florentino Pérez.

Keylor fue decisivo

Keylor Navas tuvo que ponerse el disfraz de superhéroe para salvar a sus compañeros en más de una ocasión y los amarillos se vinieron arriba. Todo ello a pesar de que Sergio Ramos, que por cierto acabó expulsado, abrió la lata en el minuto 24 rematando con maestría un córner botado por Isco.

gol de Casemiro
El andaluz, por cierto, se fue con un cabreo monumental a la hora de partido, que es lo que duró su regreso a la titularidad. No estuvo nada fino y Zidane le quitó para dar entrada a Mateo Kovacic, que minutos después de entrar al campo la lio de lo lindo. El croata, uno de esos fichajes que nunca llegaré a entender, sacó una falta con tan poca prudencia y con tanta dejadez que provocó la ocasión más clara de los insulares, que terminó con el gol de Willian José en el minuto 87.

Casemiro salvó los muebles

Parecía que el 1-1 iba a ser el resultado definitivo, pero entonces apareció el más tosco del Madrid con el permiso de Álvaro Arbeloa, que anoche fue titular. Me refiero a Casemiro, que remató un córner botado por Jesé y estableció el 1-2 definitivo que no resuelve las dudas que hay ahora mismo en el vestuario blanco, donde prefieren pasar página como si no hubiera pasado nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *